píldora digital es aprobado por órgano regulador de EEUU

Por primera vez en la historia, la FDA, la agencia estadounidense responsable de aprobar medicamentos que se venden en los Estados Unidos, aprobó la comercialización de una “píldora digital” – un remedio equipado con un chip rastreable,  informó el diario The New York Times.

Se trata de Abilify MyCite, una variante de Abilify, un medicamento basado en Aripiprazol y que se utiliza para combatir el trastorno bipolar, la esquizofrenia y la depresión severa, además de otros trastornos de origen mental. El remedio es producido por el laboratorio Otsuka.

El chip en cuestión es fabricado por Proteus Digital Health, una empresa de Estados Unidos. La versión del remedio con chip sólo comienza a venderse en 2018. El sensor digestible está hecho de cobre, magnesio y silicio, componentes seguros para la ingestión.

La píldora digital es capaz de informar al médico que la recetó la fecha y el horario en que el paciente tomó el medicamento. El paciente sólo necesita usar un sensor adhesivo que debe quedar pegado en el lado izquierdo del pecho y cambiado cada siete días.

El adhesivo recibe la señal de cuando la píldora es ingerida y, a través de un módem Bluetooth, repasa esa información al smartphone del paciente. A través de una aplicación en el smartphone, los datos se transmiten al médico que lo acompaña y hasta a otras cuatro personas, como por ejemplo familiares.

La Otsuka garantiza que el paciente tiene total control de quien recibe esos datos y puede impedir el repaso al médico la hora que quiera. El objetivo de la píldora digital es ayudar a las personas que se olvidan de tomar el medicamento a la hora correcta o que tienen dificultad para seguir la prescripción médica.

LEE TAMBIÉN >  Equipo de cochabambino asegura $us 700.000 en final de Campeonato Dota 2

La decisión de usar esta tecnología por primera vez con un medicamento para trastornos mentales, sin embargo, no fue tan bien recibida por expertos. Paul Appelbaum, director del departamento de ética en psiquiatría de la Universidad de Columbia, por ejemplo, criticó la idea en una entrevista con el NYT.

“Un sistema que va a monitorear el comportamiento del paciente y enviar señales de su cuerpo y notificar al médico? En psiquiatría o en medicina general, las drogas para casi cualquier otra enfermedad serían un lugar mejor para empezar que en una droga para la esquizofrenia”, dijo el médico.

Un representante de Otsuka, sin embargo, dijo que el Abilify MyCite no debe ser usado por cualquier persona con trastorno bipolar, esquizofrenia o depresión severa. “El médico debe tener confianza de que el paciente es capaz de manejar ese sistema”, afirmó al NYT.