COCHABAMBA, Leo Viscarra el adolescente de 15 años presenta su nueva mano biónica

Leonardo Viscarra, un adolescente cochabambino de 15 años que creó su propia mano robótica para superar la falta de una de sus extremidades, visitó ayer el estudio del programa radial Contacto OPINIÓN, y manifestó su deseo de “seguir trabajando para colaborar a los niños que más lo necesitan”, con su nuevo proyecto de un dispositivo biónico.

Funciona de la siguiente manera: cuando una persona mueve los tejidos de su brazo, los sensores envían la información a la plaqueta central que se conecta con los dedos de la palma, con la finalidad de generar mayor fluidez de movimiento”, explicó.

Viscarra indicó que también tiene un convenio con la fundación Po-Paraguay de aquel país. La organización trabaja con prótesis y realizan una “labor conjunta” para el diseño y la implementación.

Vamos trabajando con esos compañeros universitarios e hicimos dedos, manos, codos. Al mover la muñeca, la palma se cierra y así uno puede realizar las actividades cotidianas”.

Además, Leonardo realiza diseños personalizados, inspirándose en superhéroes y equipos de fútbol. “Hice diseños de Iron Man, Superman, Spiderman, Batman, Barcelona y Real Madrid, entre otros”.

Su padre, Gonzalo, aseveró que el trabajo es “arduo” y que se perfilan nuevos proyectos para darle más llegada a la labor de Leonardo. “Nadie está libre de sufrir accidentes o nacer con alguna deficiencia biológica, como el problema que tuvo mi hijo en su mano izquierda, por lo que esta iniciativa es muy importante”.

Leonardo recibió una prótesis para su mano izquierda y el trabajo se le facilitó. “Era una prótesis mecánica, que trabajaba junto a mi mano y le daba estabilidad”, señaló Leo.

LEE TAMBIÉN >  Flota deja heridos después de volcarse en carretera a Oruro-Llallagua

El adolescente contó que su deseo de construir su propia mano robótica inició a sus 12 años, cuando empezó a sentir un “especial apego” por ese campo.

Posteriormente, constataron que un niño francés había sacado su primera prótesis mecánica impresa en 3D. Se trataba de un artefacto que no se hallaba en el país. La situación lo motivó para trabajar en la construcción de un aparato que fuera mejor. “Los profesores recibieron mi diseño, me ayudaron con la impresión. Así, logré sacar mi primera prótesis y empezó todo”.

Bioeléctrica

Mediante la implementación de placas, el dispositivo colocará electrodos en músculos para un mayor movimiento.

FUENTE : opinion