COCHABAMBA, Niña de 12 años es violada por su padre y su hermano

La falta de respeto y la pérdida de valores llegan a extremos insospechados, una niña de 12 años de edad fue violada por su padre de 57 años y su hermano de 20 años.

Como consecuencia de los vejámenes sexuales, la menor quedó embarazada para su hermano, a la fecha tiene cuatro meses de gestación.

La denuncia fue presentada por la víctima en la Defensoría de la Niñez y Adolescencia del municipio de Cliza, instancia que requirió la orden de aprehensión que fue efectivizada por personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) del Valle Alto ayer por la madrugada, después de hacer un seguimiento al agresor durante toda la jornada del lunes.

El acusado, identificado con las iniciales E.E.H, se halla en celdas de la policía de Cliza a la espera de su audiencia de medidas cautelares.

EL ABUSO

Según las declaraciones de la víctima, en diciembre del año pasado, cuando ella dormía plácidamente, su hermano se metió en su cama, la obligó a echarse de barriga y procedió a violarla.

Los abusos sexuales comenzaron a producirse después de que la madre de la víctima la abandonó a ella y a su familia el año pasado. El agresor aprovechaba que su padre y su otro hermano se iban a trabajar todo el día a una fábrica de chicha para violar a la niña.

LEE TAMBIÉN >  Asambleístas denuncian a Andrónico Rodríguez y otros dirigentes del MAS por seis delitos

SU PADRE TAMBIÉN LA VIOLÓ

En el abordaje psicológico realizado por personal de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, la menor reveló que su padre, en estado de ebriedad, también la habría violado, motivo por el cual la Fiscalía podría ampliar la denuncia contra el progenitor.

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia trata de ubicar a la madre de la víctima para que se haga cargo de la tutela de sus hijos menores.

PREOCUPACIÓN

Lo que más preocupa a los funcionarios de la Defensoría es el embarazo avanzado que tiene la menor, más aún cuando el padre de la criatura en formación es el hermano de la víctima.

“Aunque la ley autoriza que se pueda interrumpir el embarazo por ser producto de una violación, y si así lo autorizara el juez, es muy peligroso el procedimiento ya que puede afectar a la salud de la prematura madre”, mencionaron los médicos.

PENA MÁXIMA

El Ministerio Público, en el marco del artículo 308 del Código Penal, pedirá la pena máxima de 30 años sin derecho a indulto para el imputado, anunció la fiscal de Cliza, Marisol Rodríguez, que fundamentó la aprehensión del agresor.