Las redes sociales, el “mercado negro” de las pastillas abortivas en Bolivia

En el denominado mercado negro, comprar las pastillas abortivas está al alcance de un mensaje en Facebook o WhatsApp y una llamada.

En Cochabamba, de enero a la fecha, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) atendió 13 casos de aborto, de los que cuatro fueron realizados a través de la ingestión de la tableta conocida como Cytotec Misopostrol de 700 miligramos.

Los Tiempos se contactó con tres distribuidores de estas tabletas, quienes, más allá de advertir sobre los riesgos, se aseguran de que la “transacción” se realice de manera efectiva.

Sofía (nombre ficticio), una muchacha de 25 años de edad, al enterarse de que estaba embarazada, decidió buscar ayuda en Facebook y WhatsApp para solucionar su situación. Luego de navegar cerca de 10 minutos en la red, encontró un contacto. Nerviosa y algo dudosa, decidió entablar comunicación con la persona que ofrece la mercadería, relató a Los Tiempos.

Tengo 16 semanas de embarazo, quiero saber si me puede vender esas pastillas, ¿aún puedo consumirlas?”, preguntó. “Wao se puede, pero es un poco riesgoso, se desangrará mucho y hasta podría morir”, señala parte de la conversación entre la interesada y el distribuidor.

La cita fue pactada al mediodía en la gruta de la Virgen, que se encuentra en uno de los accesos a la terminal de buses. “Ahí estaré al mediodía y te daré las instrucciones para que ingieras las tabletas”, advierte el comerciante.

Según los datos de la institución IPAS Bolivia, en nuestro país se practican 163 abortos al día y el 73,1 por ciento de los casos son realizados por mujeres con una unión estable.

Éstos son los datos registrados, pero existen otras “cifras negras” que no se conocen.

Por mala praxis, el aborto está considerado como la tercera causa de muerte materna.

La hora del encuentro se aproximaba y Sofía, temerosa, se prepara para asistir al punto de encuentro.

Cerca de las 12:07, ella recibe un mensaje de voz que dice: “Espéreme donde la virgencita, llego en dos minutos por favor”, esto agrava el nerviosismos de Sofía, que se encuentra parada en el punto pactado.

Transcurren unos cuantos minutos y un hombre llega presuroso, saca las tabletas de un bolso pequeño. “¿Estas tabletas son originales, las puedo revisar?”, cuestionó Sofía.

Cuando el intercambio está a punto de consumarse, dos hombres se aproximan, muestran sus placas y se identifican como policías.

LEE TAMBIÉN >  Detienen a policia que instigaba y proveía de armamento a masistas

“Ustedes dos tienen que acompañarnos. Señorita, suba a la camioneta”, son las palabras que ella escucha mientras es escoltada al vehículo policial. Los efectivos habían hecho seguimiento y los llevaron a una posta policial.

Investigadores ingresan a la Felcc con una “repartidora”./LOS TIEMPOS

Operativos policiales

Investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), en los últimos días, realizaron diferentes operativos en varios puntos de la ciudad, donde lograron aprehender a dos distribuidores de las pastillas abortivas en flagrancia.

El director departamental de la Felcc, Jhonny Corrales, informó que a uno de los aprehendidos le encontraron mas de 40 pastillas Cytotec en su poder, las que debían ser distribuidas a diferentes compradoras.

El jefe policial informó que, tras la aprehensión de estas dos personas (hombre y mujer), se secuestró los celulares de los implicados con fines investigativos.

Uniformados de la Felcc aprehenden a un distribuidor en flagrancia. | LOS TIEMPOS

“Estas personas no cuentan con un certificado profesional que les acredite vender estos medicamentos, los que presumimos ingresan de contrabando y no representa ningún tipo de seguridad”, explicó.

Corrales no descartó que se trate de una organización que se dedica a comercializar estas tabletas en todo el país, y anunció que continuarán realizando los operativos hasta dar con los importadores.

Un supermercado, otro punto de referencia usado por los distribuidores. | LOS TIEMPOS

ANÁLISIS

Existe un problema estructural con el aborto en Bolivia
Lety Tordoya Activista de Mujeres Creando

Las mujeres que deciden abortar son perseguidas por un tema netamente moralista. Esto refleja un problema estructural en el tema del aborto. El Estado no cumple con su rol y no se preocupa por la seguridad integral de las mujeres que deciden someterse al aborto, al contrario, son perseguidas y criminalizadas.

La venta de pastillas abortivas en el mercado negro es cada vez menor, debido a la persecución que existe, porque no existe una política de fondo que atienda esta problemática; se está criminalizando el consumo de las pastillas abortivas, pero no ven que el uso de las mismas es seguro, recomendando siempre que sean ingeridas y no sean introducidas por la vagina, además es aconsejable que las mujeres que decidan realizar este procedimiento lo hagan máximo hasta las 13 semanas.

Por otro lado, para nadie es desconocido que las madres solteras deben lidiar con varias desventajas producidas por el machismo. También se está criminalizando la “maternidad callejera”. Urge que las autoridades de turno y el Estado en general realicen un profundo análisis y debate.

La salud integral de las mujeres no es la prioridad, eso es lo grave, y es a consecuencia de ello que muchas mujeres toman la decisión de abortar, para evitar que el circulo de violencia continúe creciendo./los tiempos