Amaños de partidos al descubierto




El fútbol nacional está bajo sospecha. Hay casos de jugadores que están en la mira por los pésimos partidos que realizan o porque cometieron errores increíbles. Foto: Rolando Villegas/diez

Era un secreto a voces que se manejaba desde hace un par de años, hasta que Pedro Chávez, volante de Guabirá, se encargó de destapar la olla. Es el primer jugador en la División Profesional que se refirió al amaño de partidos en Bolivia de forma contundente y para atacar a su rival, Real Potosí, con el que su equipo empató 2-2, el miércoles, en la Caldera del Diablo. “Las apuestas deportivas son el negocio de Real Potosí. Ellos no cobran hace cuatro o cinco meses, y se juegan la vida en los encuentros”, sostuvo.

Las palabras del mediocampistas hicieron explotar de rabia al capitán lila, el eterno Darwin Peña: “Él debe saber de las apuestas porque es paraguayo y las apuestas ingresaron a Bolivia de ese país. En el primer torneo de este año tentaron a un compañero y este vino y nos lo contó. Ahí se frenó todo”. El volante creativo agregó que este jugador, por Chávez, le está faltando el respeto al club lila.

Estas dos afirmaciones fueron el inicio de una serie de consultas, mediante las cuales DIEZ habló con varios dirigentes de clubes, jugadores y periodistas, que afirmaron que el amaño de partidos es real. Eso sí, en su mayor parte pidieron dejar en reserva sus nombres, pues consideran que este negocio ilícito es peligroso, ya que mueve millones de dólares en el país. Las apuestas se convierten en ilegales cuando terceras personas comienzan a influir en el desarrollo del partido y en el resultado final. Para tener el control de los encuentros, los apostadores recurren a dirigentes, a exjugadores y a los más experimentados. Su intención en comprar a dos o cinco futbolistas y con ello basta para lograr su objetivo.

Loading...

Todo cuenta para apostar y para influir comprando a jugadores, desde un córner hasta un gol regalado. Así, hace poco en un partido de Real Potosí llamó la atención que el sitio de apuesta más popular del mundo, www.bet365.com, llegó a bloquear el sector de córner por la cantidad enorme que había de apostadores y que hacía ver que había cosas raras. Ejemplos como este hay varios, y llama aún más la atención que un equipo chico de Bolivia convoque a una gran cantidad de apostadores.

Con estos elementos, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) se manifestó ayer sobre los amaños de partidos. “Estamos esperando que haya una denuncia para que nosotros la traslademos a la Conmebol y luego a la justicia ordinaria. El castigo deportivo es de por vida”, advirtió Freddy Téllez, director ejecutivo de la federación.

El auge de las apuestas futbolísticas en internet ha supuesto que la corrupción entre con todo al fútbol, pues también pueden apostar de forma anónima árbitros, jugadores y entrenadores para luego influir en el resultado. Un juez, por ejemplo, puede ser contratado para cobrar dos penales por una persona X, que apostó que en ese partido se ejecuten dos penas máximas.

Señalados

Además de Darwin Peña, otros jugadores de Real Potosí se refirieron al amaño de partidos, llegando a afirmar que hay compañeros que son señalados como los que se venden y aun así siguen disputando partidos en el equipo. “En el último partido del lila ante The Strongest en La Paz hubo un compañero que se dedicó a hacer córners y, por ello, casi vino un autogol”, sostuvo la fuente.

Hay casos en Destroyers en los que el presidente del club, Robert Blanco, afirmó que ellos se enteraron de dos resultados en la previa de los partidos y que luego de los 90 minutos acabaron confirmándose. “Contra Guabirá nos dijeron que nos iba a hacer tres goles y siete córners, y así se dio. También ante Nacional Potosí nos dijeron que nos iba a anotar dos goles, y ese fue el resultado. Todo esto da para desconfiar”, manifestó.

Sport Boys no es ajeno al problema. Su vicepresidente, Clíver Rocha, contó que “hace un mes dirigentes de Oriente nos contactaron para informarnos de que tenían los nombres de nuestros jugadores que se sospechaba estaban metidos en el tema de amaños de partidos, y da la casualidad que eran los mismos de los que nosotros desconfiábamos”.

Para Rocha lo que pasó ante Guabirá, en el Apertura de este año, fue el colmo, cuando definieron el pase a la final de la ronda de perdedores. “Un jugador hizo de todo para hacer un penal y luego en la definición desde los 12 pasos falló de forma increíble. Por ello ya no contamos con ese futbolista extranjero, pese a que tenía buenas condiciones”, remarcó.

El director deportivo de un club contó que fue tentado con una propuesta económica buena. La oferta era un salario de $us 4.500 para el mismo cargo en un club nacional, cuya principal misión era contratar a cuatro jugadores, de los cuales dos deberían ser manipulados para influir en los resultados. A él le dijeron que los futbolistas podrían cobrar entre $us 500 y 2.500. En esta olla de corrupción también figura la historia de un periodista, que afirmó que fue contactado para buscar jugadores que se vendan.

Las apuestas ilegales están a la vista en Bolivia ante el poco control existente.

Las apuestas están a la orden del día en el país y hay quienes admiten ‘hechos raros’

En Santa Cruz y Bolivia hay mucha gente que acude a los sitios de apuestas por internet y que han experimentado lo que origina inclinarse por las opciones que dan mayores réditos económicos.

Es el caso de Juan, para utilizar el nombre ficticio de un hincha que habló con DIEZ, que considera que hay evidencias de que en el fútbol boliviano se han dado casos de amaño de partidos.

“Estábamos apostando por un partido de liga y, al parecer, mucha gente optó por cierta cantidad de tiros de esquina. Esto originó que el sitio anulara la opción ante una situación rara y nos quedamos todos fuera”, contó.

Juan dijo que gracias a internet ya no se necesita ir a una casa de apuestas como ocurría antes. Hoy, el hincha o apostador solo necesita una computadora e internet para ponerse online y elegir la empresa de apuestas que existen para empezar a jugar. Son los casos de Bet 365, Fortuna, Bet Fair y Bet Way.

“Se puede apostar de todo. Desde córners hasta resultados atípicos como darte incluso goles de ventaja”, sostuvo y se animó a decir que con los amaños de partidos de parte de jugadores, entrenadores e incluso directivos de clubes, lamentablemente nuestro fútbol y el del planeta está “podrido”.

También hizo notar que en varios partidos ha visto arqueros y jugadores que muestran actitudes raras, pero aclaró que, por lo general, los elegidos son como máximo dos.

Se hacen online y especialmente en ligas donde jugadores y árbitros son baratos

Gracias a internet, la industria de las apuestas es totalmente distinta a lo que era hace diez años: permitió las apuestas en vivo y facilitó apostar en eventos de otros países. Debido a que hay menos variables una vez que se ha iniciado un partido, los corredores suelen apostar cantidades más grandes de dinero durante el encuentro que en la previa.

Los que amañan partidos son más activos en partidos alejados de los focos mediáticos, donde los jugadores y los árbitros salen baratos y nadie presta demasiada atención.

Normalmente, cuando se apuesta en un partido de fútbol en directo, las apuestas de que se marque un gol disminuyen a medida que el tiempo avanza, lo cual tiene sentido: menos minutos equivale a menos goles.

En la actualidad, sobre todo los jóvenes arriesgan más sus apuestas a la cantidad de tiros de esquina (córners). Es lo que más les genera ganancias, aunque lo fuerte se da en los marcadores finales.//DIEZ/e ldeber

RECOMENDADO PARA USTED