Lampe goza ser padre por segunda vez y la final de la Copa




@CarlosLampe1

Carlos Emilio Lampe reparte sus emociones estos días entre el nacimiento, el sábado en Buenos Aires, de Martina, su segunda hija, y la finalísima de la Copa Libertadores de América como integrante de Boca Juniors, que buscará la obtención del título en la cancha de River Plate.

La llegada del arquero de la selección nacional a Boca con un contrato de tres meses, hasta diciembre, se dio en un momento especial en su vida familiar, con su esposa Mariela Flores en la recta final de su embarazo.

La rutina de ellos cambió entonces: de Talcahuano, donde vivían mientras Lampe atajaba para el Huachipato de Chile, se fueron a Buenos Aires, ciudad en la que Mariela dio a luz a Martina.

Loading...

“Emilio está feliz, motivadísimo por la llegada de una hija, que para todo padre, para una familia, es uno de los momentos más dichosos. Claro que los días previos al nacimiento él estaba un tanto nervioso, un poco ansioso, que es lo normal. Gracias a Dios todo salió bien”, contó ayer desde Santa Cruz Juan Carlos Lampe, padre del guardameta nacional.

@CarlosLampe1

El mismo arquero había anticipado en las redes sociales la inminente llegada de su segunda hija, que se suma a su primogénita María Emilia (4 años).

Con la emoción de ser padre de nuevo, Carlos Lampe trabaja a diario con Boca en la semana previa a la finalísima de la Copa, aunque su chance de jugar es nula, más aún con el regreso del primer cuidapalos, Esteban Andrada, una vez superada una lesión, y teniendo también por delante a Agustín Rossi, el hombre que fue titular hasta el anterior encuentro.

“Parece que está complicado, pero nosotros estamos convencidos de que Emilio es un arquero apto para jugar en Boca en cualquier momento, por eso tenemos la esperanza de que siga siendo incluido”, explicó el progenitor.

Los padres de Lampe viajarán a Buenos Aires a mediados de diciembre “para acompañar a mi hijo y a su familia, y sobre todo para conocer a mi nueva nieta. Pensamos pasar las fiestas de fin de año allá”, agregó.

Como ya ocurrió el domingo 11, cuando se jugó la final de ida, este sábado 24, con su familia en Santa Cruz, los Lampe estarán “pegados” a la televisión para ver la finalísima, esperando que un boliviano se proclame campeón de la Libertadores, así no esté entre los hombres en la cancha.

“Tenemos tan pocos jugadores afuera, en todo tipo de clubes, y en este caso es mucho más especial para los bolivianos porque se trata de un arquero nuestro y en un club con la fama y atracción que genera a nivel internacional. Vamos a alentarlo desde aquí para que ojalá Boca sea campeón”, enfatizó Juan Carlos Lampe.//la razón

RECOMENDADO PARA USTED