Informe anual de erradicación de coca contradice discurso de Evo

El trópico de Cochabamba sigue siendo el lugar en el que más coca se decomisa en el país. De 11.171,64 hectáreas erradicadas en este año, 6.832 fueron eliminadas en la región cochabambina, según el informe anual de erradicación que fue entregado ayer en la localidad de Chimoré. De ese modo, el dato oficial contradijo el discurso de Evo Morales, quien afirmó el 12 de diciembre, a la comunidad internacional, que en Chapare ya no se vive de la coca.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, matizó las cifras y dijo que solo se produce lo que se acordó con las seis federaciones de cocaleros y que de ese acuerdo no puede haber más plantaciones de coca.

“Lastimosamente hay nuevas familias que quieren ingresar y que tienen chacos, tienen terrenos; en el pasado ellos no tenían cultivos de coca y hoy en el día arguyen tener hojas de coca, lo cual no va a suceder”, intentó explicar la autoridad cuando se le hizo notar que el informe contradice las palabras del presidente.

El 12 de diciembre, en la ciudad de Santa Cruz, el jefe de Estado dijo que en Chapare la gente ya no vive de la coca, sino de la venta de frutas y pescados, lo que ocasionó la crítica general.

El reporte entregado ayer refiere que en el trópico de Cochabamba fueron erradicadas 6.832 hectáreas; Yungas, de La Paz, le sigue con 2.664 hectáreas erradicadas; Yapacaní, con 1.673 hectáreas; finalmente, la provincia José Ballivián, en Beni, con 2,64 hectáreas.

Eso significa que son cuatro departamentos productores del arbusto y el Gobierno incrementó el número de operativos para reducir la cantidad de coca que se siembra en esas zonas.

Alarma

De hecho, el viceministro Cáceres admitió que el informe de 2016 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) hizo sonar las alarmas porque informó que hubo un incremento del 6% con relación a las cifras de 2016.

Hace un año, era el presidente Morales quien cerraba la erradicación anual con 7.236 hectáreas en todo el país, que significaba 3.935 hectáreas menos que este año. Cáceres dijo que el foco de atención se centró en Yungas, de La Paz, donde supuestamente había crecido considerablemente la extensión de los cocales.

Cáceres responsabilizó al dirigente yungueño Franclin Gutiérrez de fomentar el crecimiento de cocales, principalmente en la localidad de La Asunta. “Se había acordado una erradicación voluntaria de cultivos excedentarios fuera del cordón tradicional, lastimosamente no se cumplió, sino que todos sus dirigentes lo llevaron al plano político y había amenazado con conformar grupos con el título de comités de autodefensa; inmediatamente activamos los grupos de inteligencia”, dijo y recordó los problemas que se generaron.

El viceministro no se refirió a la cantidad de coca eliminada en Yungas, que alcanzó el 23,84% del total erradicado, pese a que se aumentó el número de efectivos y erradicadores para las regiones de Cochabamba y La Paz. El Gobierno llevó ayer como ‘invitados’ al alcalde de La Asunta y a un dirigente, quienes saludaron las tareas de erradicación que se realizaron en esa zona y el burgomaestre dijo que la erradicación fue concertada.

Franclin Gutiérrez hoy guarda detención en el penal de San Pedro, acusado de haber organizado a los cocaleros para resistir a los erradicadores, aunque el Gobierno no pudo probar que estuviera a la cabeza de las protestas de agosto de este año, cuando hubo enfrentamientos entre cocaleros y policías en La Asunta.

Los datos

Según el informe de las autoridades, este año se realizaron 13.668 operativos; entre los meses de abril y noviembre fueron los operativos más numerosos.

Producto de ese trabajo se logró incautar 10,41 toneladas de cocaína base, mientras que de clorhidrato de cocaína se decomisaron 7,45 toneladas. El total de cocaína incautada en esta gestión fue de 17,85 toneladas.

La marihuana incinerada en plantíos y la marihuana que estaba para expendio alcanzaron 217,09 toneladas; mientras que las fábricas destruidas fueron 1.003; y de todos estos operativos hubo 3.910 aprehendidos, de ellos 3.674 son ciudadanos bolivianos y 236, extranjeros.

Los bienes

Hay 24 casos abiertos en la justicia por intento de legitimación de ganancias ilícitas, de estos operativos fueron secuestrados 65 inmuebles y los mismos fueron valuados en $us 10 millones; asimismo se decomisó $us 710.000 en efectivo.

MIRA TAMBIÉN>  El TED 'se lava las manos' y responsabiliza al Sereci sobre hecho irregular en Riberalta

Los otros datos son: 22 vehículos secuestrados; $us 105.000 incautados; en este grupo también ingresaron Bs 829.800 en efectivo. Asimismo presentaron 356 casos de afectación económica que alcanza a $us 15.909.074.

Cáceres dijo que hasta la vigencia de la antigua Ley 1008 el Estado solo ‘custodiaba’ los bienes de los narcotraficantes y, en muchos casos, estos recuperaban sus bienes cuando salían de la cárcel. Pero ahora con la Ley 913, Ley de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Sustancias Controladas, estos bienes se rematan en tres meses y los recursos pasan a esta repartición para que sean utilizados en la lucha contra el narcotráfico.

Nuevas formas

Pero las autoridades también informaron que este éxito de la lucha contra las drogas fue también porque la nueva ley permite otras formas de combatir el narcotráfico y, de ese modo, relataron que las escuchas telefónicas, el pago a informantes, el arrepentimiento eficaz y la Ley de Extinción de Dominio de Bienes fueron los cuatro nuevos métodos de lucha que les trajo beneficios.

“Estas leyes nos permiten, a la hora de ejecutar operativos, el pago al informante, tenemos la ley de interceptación de llamadas; la ley de cooperación eficaz y ahora contamos con la ley de extinción de dominio de bienes incautados al narcotráfico. Hasta el año pasado el Estado solo estaba custodiando los bienes de los narcotraficantes”, graficó el viceministro Cáceres.

El polígono 7

El viceministro Cáceres evitó mencionar operativos en el polémico Polígono 7, donde están asentados los interculturales del MAS. Afirmó que este sector no es independiente porque forma parte del Parque Nacional Isiboro Sécure. Pero no ingresaron con operativos porque las lluvias impidieron el traslado de personal, señaló la autoridad.

Dijo que hasta el momento se logró erradicar 33 hectáreas, pero no especificó en qué parte del Polígono 7 se realizaron los operativos. Los interculturales, que tienen bajo su control esa zona, no permiten ingresar ni siquiera a las autoridades y menos a los medios de comunicación.

Afirmó que llamó la atención el crecimiento de los cocales en Yapacaní y por eso concentraron sus tareas en esa zona; al principio, relató, hubo resistencia de los campesinos que tenían las plantaciones, pero que cuando se presentó la Fuerza de Tarea Conjunta, los nuevos cocaleros desistieron de sus intentos de plantar el arbusto.

Exportar políticas

El informe produjo la satisfacción tanto del presidente Evo Morales como del ministro de Gobierno, Carlos Romero. Evo Morales dijo que con recursos nacionales lograron más éxitos que el resto de los vecinos que reciben ayuda estadounidense para la lucha contra el narcotráfico.

“Que nos admiren, sin el tutelaje de la DEA estadounidense, como era antes; ahora nosotros demostramos que solos combatimos mejor que antes” manifestó en su discurso Morales. Asimismo exhortó a sus bases a respetar el cato de coca para evitar el control policial y aseguró que otros países con problemas de narcotráfico en los centros urbanos tienen conflictos internos. Para evitar esos conflictos, dijo, se implementarán proyectos productivos en la zona.

Por su lado, el ministro Carlos Romero expresó que hubo grupos que manifestaron que el país estaba ingresando a una ‘colombianización’ por el número de hechos relacionados con el narcotráfico.

Detalles

Esperanza
El viceministro Cáceres está seguro de que el informe de la Unodc del siguiente año reflejará plenamente las 11.171 hectáreas de coca erradicadas en la presente gestión.

Dispares
Aunque el Gobierno dijo que la erradicación de coca en Yungas ayudó a esta cifra, la mayor parte de las incautaciones se realizaron en la zona del trópico de Cochabamba.

Difícil
El primer mes del año siempre es el más difícil porque la erradicación en todo el país alcanzó apenas a 90 hectáreas.

El único trabajo
La erradicación en el departamento de Beni se realizó en un mes, agosto; después, el informe del Gobierno no contempla otras tareas en esa zona.//el deber