Royal Pari hace historia al pasar a la segunda fase a costa de Monagas

Royal Pari avanzó ayer a la segunda fase de la Copa Sudamericana pese a perder por 2-1 en el tiempo reglamentario, y gracias a su mejor puntería en una tanda de penaltis que ganó por 2-4.

La serie quedó igualada comoquiera que los pupilos del peruano Roberto Mosquera habían ganado el partido de ida por 2-1.

Jorge Aráuz, guardameta del equipo de Santa Cruz, detuvo el lanzamiento de Yanoswky Reyes, y Dimas Mesa estrelló su remate en el larguero, lo que dejó sin opciones de trascender a los locales, que desplegaron un juego veloz y ofensivo durante el tiempo reglamentario.

Desde los 12 pasos, Mosquera, Siles, Justiniano e Isita anotaron para el modesto Royal Pari, que hace historia al avanzar de ronda en su primera presentación en el torneo continental.

El equipo de José Manuel Rey se adelantó en la pizarra con la conexión argentina entre el volante Facundo Coria y el ariete José Pablo Soda, que anotó un buen tanto al deshacerse de dos rivales.

Esa diana entusiasmó el Monagas, que siguió presionando, pero no tuvo el tino para ampliar la ventaja.

Y cuando peor la pasaba el equipo boliviano, Mosquera miró botar un largo pase de Siles y remató con potencia y cruzado para vencer a Semidey, que a esas alturas era un espectador más.

En el complemento, los equipos variaron los dibujos: Monagas cambió defensores por atacantes, mientras Royal Pari hizo lo contrario.

LEE TAMBIÉN >  Broker ofrece $us 50 millones por la TV y la FBF mira de reojo

Pero tuvo que esperar el Monagas hasta el cierre del choque para igualarlo, no sin algo de fortuna. En la última jugada del partido, cuando se jugaba el tiempo agregado, el argentino Martín García se encontró con un balón lanzado desde un tiro libre e igualó el marcador global, que envió a la definición por penaltis. Allí, Royal Pari tuvo más serenidad y fue mejor, rubricando un pase a segunda ronda

GUABIRÁ LLEGA MOTIVADO AL DUELO CON MACARÁ

EL NORTE

Guabirá quiere adelantar el Carnaval para su hinchada con un triunfo sobre el Macará, de Ecuador, esta noche (20:30) en la Caldera, que le permita asegurar su clasificación para la segunda fase de la Copa Sudamericana.

El equipo azucarero ya rompió el maleficio de no poder ganar en el torneo Apertura y quiere cerrar febrero quebrando otra racha, porque en sus anteriores participaciones internacionales (Copa Libertadores de 1976 y 1996, además de la Sudamericana 2018) no pudo superar la primera ronda.

Lo propio Macará, que el año pasado no pudo superar la primera fase de la Libertadores, al ser eliminado por el Deportivo Táchira, de Venezuela.

La ventaja del equipo ecuatoriano es leve, porque en Ambato, hace dos semanas, ganó por 2-1, por lo que Guabirá sólo necesita de un gol para asegurar la histórica clasificación.

Aunque si se llega a registrar un empate, por cualquier marcador, el clasificado será el equipo ecuatoriano, que juega mejor fuera de casa.

A este compromiso con la historia Guabirá llega motivado y con mayor confianza por su victoria de visitante (0-2) ante Wilstermann, que se apresta a jugar la Copa Libertadores de América, contra Boca Juniors, por lo que el examen que dio previo al encuentro de esta noche ante Macará fue más que bueno.//los tiempos