Jhasmani dejó “encargados” una laptop, un celular y droga en El Abra

El traslado de Jhasmani al penal de Chonchocoro el 17 de enero. | Daniel James/@Los Tiempos

Antes de partir al penal de Chonchocoro, el pasado 17 de enero, el abogado Jhasmani T. L. dejó encargados un celular, una computadora portátil y una bolsa que supuestamente contenía sustancias controladas a diferentes personas que están dentro y fuera del penal de El Abra.

Según la información oficial a la que accedió Los Tiempos, Jhasmani dejó el celular encargado a un capitán de la Policía, que continúa trabajando en el penal de El Abra. La computadora portátil la encargó a una señora que tiene un kiosko frente a la cárcel de máxima seguridad. Además dejó una bolsa presuntamente con droga a un grupo de reos, que fungían como sus guardaespaldas. Según se conoce las autoridades decomisaron la sustancia controlada.

El reporte indica que el capitán de apellido H. continúa trabajando en el penal de El Abra, donde Jhasmani busca volver a través de medidas legales argumentando motivos de salud. Este medio no pudo corroborar si se abrió una investigación contra el uniformado.

El Ministerio Público ya habría secuestrado la computadora y el celular que el abogado habría dejado al cuidado de las personas mencionadas.

No hay infección

El certificado forense emitido el 18 de marzo de 2019 por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), al que accedió Los Tiempos, descarta que la pierna derecha de Jhasmani T. L. tenga alguna infección. “No existe exudado o secreción”, señala el reporte.

El abogado busca que los jueces le autoricen el regreso al penal de El Abra, con el argumento de que en Chonchocoro no recibe la debida atención médica en la pierna que tiene afectada por un accidente de tránsito que ocurrió en 2006 y que, según dijo, podría llegar a ser apuntada.

Jhasmani, implicado en cuatro casos penales —consorcio, videos, secuestro a un mecánico y tortura a su padrastro—, fue evaluado en marzo por una profesional durante su estadía en Cochabamba, donde afrontó dos audiencias cautelares y una declaración anticipada.

El 9 de abril, tras la audiencia en la que los vocales de las salas penales 1 y 2 concedieron a Jhasmani retornar al penal de El Abra, la Fiscalía solicitó que el acusado fuera sometido a una revisión forense, a la que se negó de manera rotunda, argumentando que la medida es un acto “hipócrita” del Ministerio Público.

LEE TAMBIÉN >  COCHABAMBA: asaltan a senadora del MAS

En dicha audiencia, antes de la lectura de la resolución, Jhasmani T. mostró su pie derecho a los vocales, culpando a la Fiscalía por la infección porque desde su traslado a Chonchocoro no habría recibido atención médica adecuada. Posterior a ello, concedieron “en parte” la solicitud del abogado.

“Nunca presentó una certificación que acredite la infección y la amputación de su pie, no presentó ningún documento al Ministerio Público”, dijo ayer la fiscal Faridy Arnez al respecto.

Tres pertenencias de valor dejó Jhasmani T. antes de partir a Chonchocoro. Un policía estaba a cargo del celular. El funcionario continúa en El Abra

ORDENAN REPLIEGUE DEL INVESTIGADOR

El investigador del caso mecánico, Fabián T. C., fue replegado después que un jurista afín al bufete de abogados Lecrere y Asociados lo denunciara ante la Dirección Departamental de Investigación Interna (Didipi).

El 3 de abril de 2019, desde el departamento de personal del Comando Departamental de la Policía, se emitió el memorando de repliegue del uniformado, lo que derivó en que el caso quedara sin investigador.

El investigador debe permanecer a disposición del Comando Departamental hasta que se aclare su situación.

EL FISCAL MAURICIO O. RETORNARÁ A SU TRABAJO

El Juzgado Primero Anticorrupción determinó, el pasado 12 de abril, que el fiscal Mauricio O. retorne a trabajar en el Ministerio Público. Esta persona está vinculada al consorcio de jueces, fiscales, abogados y policías, presuntamente liderado por el jurista Jhasmani T. L.

Una de las condiciones de este derecho adquirido es el distanciamiento con todos los implicados del caso. El Ministerio Público criticó esta determinación y por ello apeló ante la autoridad judicial.

“No estamos de acuerdo con esta determinación”, dijo el fiscal departamental de Cochabamba, Juan de la Cruz Vargas.

Mientras se resuelve la apelación a esta determinación, el cuestionado fiscal podrá retomar su trabajo en el Ministerio Público.

Mauricio O. actualmente goza de vacaciones, debiendo retornar a su trabajo a finales de abril. Su hijo, Sergio O. también está implicado en este caso y está detenido.//LOS TIEMPOS