Médicos dicen que el SUS saturó más los hospitales y piden ítems

Los médicos y profesionales de ramas afines paralizaron actividades ayer en los tres niveles de salud de Santa Cruz, en protesta porque el personal no abastece y tampoco hay medicinas ni buenos equipos para la atención de pacientes mediante el Sistema Único de Salud (SUS), que desde el 1 de marzo puso en vigencia el Gobierno. Por su parte, desde La Paz, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, aseguró que hay dinero para invertir en los nosocomios de tercer nivel, pero que no se lo hace porque la Gobernación cruceña se rehúsa a firmar el convenio intergubernativo para implementar el seguro gratuito en dichos nosocomios cruceños.

El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Henry Montero, informó de que con el SUS han aumentado las consultas médicas (no precisó el número), pero que las condiciones de los centros de salud no han mejorado, lo cual no da seguridad jurídica a los galenos, mientras que a los pacientes no se les garantiza atención adecuada. En tal sentido, no descarta que las medidas de protesta continúen. “Pedimos al Ministerio de Salud que dote de una vez los ítems y que el tema no sea politizado. Los ítems deberían ser entregados mediante concurso de méritos y no a dedo como se lo ha hecho”, dijo.

El vicepresidente del ente colegiado, Wilfredo Anzoátegui, refirió que el crecimiento demográfico en Santa Cruz es descomunal. “Hace dos años la deuda de ítems era de 10.000, ahora son más los que se deben repartir en 15 hospitales de segundo y de tercer nivel en el departamento. Todo esto es insuficiente para atender con el SUS”, agregó.

LEER MAS  Fuerte lluvia en Santa Cruz anega parte de la ciudad y provoca cortes de electricidad

Sobre el tema, el secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, pidió a la ministra Montaño que venga a negociar. “Le hemos mandado dos cartas conceptuosas, pero no contestó; y solo nos envía a gente de Amdecruz para que bloquee el edificio de la Gobernación”, manifestó.

Municipios

El presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz), Rodolfo Vallejos, expresó que no entiende por qué el gobernador Rubén Costas se resiste a firmar el convenio, el cual garantizará el traslado y la atención de pacientes provenientes de las provincias, donde no hay hospitales de tercer nivel.

Urenda le respondió a Vallejos que no se trata de un simple convenio, sino de una imposición y con ella se atenta contra la autonomía departamental.

La ministra Montaño declaró a la agencia ANF que el paro cruceño fue injustificado, el cual puso en riesgo a los pacientes. “Los que abandonaron el diálogo fueron los colegios médicos y no dieron explicación, pero hay recursos para invertir en hospitales cruceños”, finalizó.//EL DEBER