Activistas increpan a Mesa en Santa Cruz y cívicos piden la renuncia de vocales

Ciudadanos increpan a Carlos Mesa. | Josué Hinojosa

Un grupo de activistas en defensa del 21F, increparon al candidato de Comunidad Ciudadana y expresidente, Carlos Mesa cuando se retiraba de la reunión de cívicos y líderes de oposición en Santa Cruz.

Los ciudadanos cercaron al candidato y lo obligaron a bajarse de la movilidad para responder al pedido de un bloque único de la oposición frente a los comicios generales.

Richard Rojas identificado como activista independiente preguntaba a Mesa: “¿Quiero que me diga, señor Mesa , por qué no quiere la unidad de la oposición. Va a renunciar?”.

Mesa sin poder ser escuchado admitió que este tipo de situaciones son parte de un proceso democrático. “Lo importante es estar siempre respondiendo a las inquietudes, no sé si los van a increpar (a los demás candidatos)”, respondió a los medios.

Tras más de cinco horas de reunión en el Comité Cívico Cruceño, los líderes de oposición resolvieron pedir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y decalararon emergencia nacional en defensa del referendo del 21 de febrero de 2016.

“Los vocales deberán renunciar hasta el 31 de mayo caso contrario se iniciarán movilizaciones a nivel nacional”, declaró el presidente del Comité Cívico proSanta Cruz, Luis Fernando Camacho.

Los cívicos lamentaron la agresión a Mesa, porque “las personas que estaban afuera creyeron que estaba abandonando la reunión, cuando él en realidad informó que tenía que irse y el candidato a la vicepresidencia Gustavo Pedraza permaneció con nosotros”, explicó.

LEE TAMBIÉN >  Piden anular padrón en 8 municipios de Pando por supuestos hechos irregulares

Hasta el final de la reunión permanecieron el candidato a la presidencia por Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Víctor Hugo Cárdenas; el candidato a la vicepresidencia por Bolivia Dijo No, Edwin Rodríguez; y representantes de los comités cívicos que asistieron al encuentro.

Mesa a través de un video que grabó después de lo sucedido dijo que “la agresividad sale sobrando” y que el “activismo sin argumentos y sin ideas no es bueno”.