Mujer llegó de Huarina para dar de comer a los damnificados en La Paz

No le importó la distancia a la mujer para ayudar a los afectados I Foto: GAMLP.

Humilde, pero generosa. Marcelina Fernández se trasladó desde Huarina, población cercana al lago Titicaca, hasta la ciudad de La Paz, para dar de comer a los damnificados del deslizamiento en la zona de San Jorge de Kantutani.

“Soy de Huarina, yo soy Marcelina Fernández, he traído pescado, no sé cuántos platos saldrá, pero con tal que coman”, contó la mujer, de acuerdo a un reporte del municipio que resalta su solidaridad.

Permaneció sentada de la cancha Fígaro. En su aguayo estaban envueltas sus ollas con comida. Con afán sirve en platos desechables una porción de arroz, chuño, queso, choclo y pescado, la gente con curiosidad pregunta, “¿a cuánto está?”, a lo que responde, “es gratis, coman, coman”.

A la par de esa acción, las muestras de solidaridad de la ciudadanía paceña se multiplicaron en estos días. En una semana de emergencia se colectaron cientos de frazadas, colchones, comida, ropa, zapatos y otros aportes que hicieron llegar voluntarios, instituciones privadas, la Alcaldía de La Paz y otras instituciones del Estado.

Decenas de familias aún llegaban al campamento del puente Libertad con víveres, bajaban de sus coches particulares para recibir ayuda de efectivos militares. Similar acción se veía en la cancha Fígaro, en este lugar el depósito se encuentra bajo el tinglado de la cancha de cemento.

Además, en la víspera se prepararon 500 platos de sajta de pollo, decenas de cocineros de la empresa ‘Bolivia Gourmet’ son responsables de dar la sazón al plato fuerte para los residentes de las carpas.

Ahora, en la zona del deslizamiento aún se trabaja de manera continua para ejecutar un plan de estabilización. La avenida Kantutani, que se vio afectada, se alista para su reincorporación al plan de circulación vial.

LEE TAMBIÉN >  Convocarán a la Asamblea de la Paceñidad para analizar posible reducción del costo de pasaje

La prioridad de las autoridades locales y nacionales es dotar de viviendas sociales a los afectados. Son más de 100 familias que requieren un lugar donde quedarse, mientras que el Gobierno continúa con la entrega de departamentos y compromete construcciones.//el deber