Se ‘jubila’ Zenobio Mamani, tras años como agente de tránsito sin ser policía

Zenobio Mamani en un encuentro con el comandante general de la Policía, general Yuri Calderón. Foto: La Razón

Le llegó la hora de la “jubilación”, aunque sin una renta, para Zenobio Mamani, aquel anciano que bordea los 80 años y que a diario controlaba el tráfico vehicular a cambio de unas monedas en una caótica intersección vial de la zona de Mallasa, en la zona Sur de La Paz.

De un momento a otro dejó de cumplir con esa labor que hacía sagradamente. La noche del 21 de mayo, un vecino lo encontró convaleciente en plena vía pública y lo trasladó de emergencia hasta el Hospital Municipal de Los Pinos.

MIRA TAMBIÉN>  Urquizu denuncia que es víctima de “guerra sucia”

Ahora ya se encuentra recuperado, pero es difícil que vuelve a aquella intersección vial que fue testigo de su servicio. El comandante General de la Policía, general Yuri Calderón, visitó al “jubilado” agente de tránsito y le otorgó el grado honorífico de sargento y lo condecoró con el Grado de Caballero de la Policía.

De acuerdo al informe médico, Mamani tenía neumonía y padecía una deshidratación severa que le causó fallas renales y demencia degenerativa.

No se tiene datos de sus familiares y se conoce que su esposa habría fallecido hace varios años. Una vez se recuperó, fue trasladado al hogar Rosaura Campos, donde vive actualmente.

Calderón destacó que Mamani se “ganó el cariño de la ciudadanía” por dirigir el tráfico durante años.

“Todos los días veían a este señor con un chalequito de tránsito ayudar y coadyuvar en el tráfico vehicular. Nosotros reconocemos esa labor de los ciudadanos y más la de don Zenobio, que teniendo más de 80 años seguía brindando su tiempo y su servicio, es un ejemplo para la ciudadanía”, sostuvo.

Mamani con la distinción de la Policía. Foto: Ángel Guarachi

El reconocimiento, explicó, está enmarcado en los estatutos internos de la Policía, es decir, “cuando un ciudadano cumple y hace cumplir las normas y enaltece la función policial es sujeto a una condecoración de este tipo”.

Calderón visitó el hogar Rosaura Campos y entregó a Mamani ropa policial, además de víveres y vituallas.

Hace algunos años, la Subalcaldía de Mallasa destacó su labor y lo reconoció como un “vecino con ñeq’e” (fuerza en aymara), por el trabajo ejemplar que desarrollaba en el macrodistrito.//la razón