Detectan otros tres sospechosos infectados por virus desconocido

Personal ingresa con barbijos al Hospital Obrero de La Paz, ayer. | APG

El Ministerio de Salud detectó tres nuevos casos sospechosos de personas afectadas por un virus no identificado. Se trata de dos personas que tuvieron contacto con los dos médicos que se encuentran en terapia intensiva. La tercera persona no tuvo ningún contacto, pero es evaluada.

Las autoridades sanitarias también develaron que la médica interna que falleció el 4 de junio y fue atendida por los dos galenos afectados brindó atención a otra persona que perdió la vida y que podría ser la “paciente cero” (el primer caso o caso de origen).

“Tenemos que informar que tenemos tres casos sospechosos, además de los dos médicos que estaban internados en terapia intensiva. Dos de estos casos son contactos que ha habido con cualquiera de estos pacientes que habían sido internados y una paciente que no ha tenido contacto, pero tiene síntomas parecidos”, afirmó Gabriela Montaño, titular del despacho de Salud.

De acuerdo con el detalle, los casos sospechosos se atienden en el Hospital Obrero de La Paz y se trata de tres mujeres que son sometidas a diferentes exámenes clínicos para descartar afecciones o confirmar que sufren del mal que aqueja a los médicos Gonzalo Vidales y Marco Ortiz.

“Dos de ellas no son personal de salud y una sí tuvo contacto a través de atención médica con uno de estos médicos”, señaló.

Acotó, que no basta con haber tenido contacto para determinar si son casos sospechosos, sino que hay síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, abdominal, además de la disminución de los glóbulos blancos y las plaquetas que determinan el estado de la persona.

Paciente cero

Montaño refirió que la médica interna Ximena Cuellar, que falleció en La Paz el 4 de junio luego de ser atendida en el hospital de Caranavi, habría tenido contacto con una persona que presentaba los mismos síntomas y que también perdió la vida. No se pudieron hacer exámenes de laboratorio a esta persona, pero, por los antecedentes, “ése debería considerarse el caso cero”, indicó Montaño.

Asimismo, Montaño dijo que luego de evaluar con el Sedes y la Sociedad Científica de Infectología, se estableció que lo ideal en estos casos es concentrar en un solo centro a estos pacientes que actualmente se encuentran aislados en el Hospital Obrero y la Caja Petrolera.

LEE TAMBIÉN >  García Linera, Patzi y Revilla encabezaron desfile por la efeméride paceña

Sobre los procedimientos de bioseguridad, se informó que los mismos se aplican desde que se conocieron los casos de los médicos con equipos que son de “nivel cuatro”.

Se prevé la llegada de expertos infectólogos de Brasil y EEUU para colaborar con la investigación de estos casos.

Las autoridades médicas habilitarán en los próximos días un espacio hospitalario exclusivo para la atención de la enfermedad viral desconocida.

4 de junio falleció la médica internista Ximena Cuellar por una enfermedad viral desconocida y que se habría contagiado de un paciente en Caranavi.

MADRE: NO DIERON ATENCIÓN A TIEMPO

Martha Alípaz, la madre de la médica interna Ximena Cuellar —quien falleció a causa de un virus desconocido—, se mostró indignada por la hipótesis que se maneja de que su hija habría contagiado a los dos médicos que la atendieron y que se encuentran en terapia intensiva.

Anunció, junto con la Universidad Mayor de San Andrés, procesos judiciales contra dos médicos del hospital de Caranavi que no tomaron a tiempo las medidas para el tratamiento de su hija. “¿Por qué en este momento dicen que mi hijita ha contagiado? También estoy desesperada. Deseo que los doctores se recuperen”, relató la madre.

MÉDICOS EXIGEN APLICAR MEDIDAS DE BIOSEGURIDAD

REDACCIÓN CENTRAL

El Sindicato de Ramas Médicas y Afines (Sirmes) de La Paz, al conocer la situación delicada de sus colegas, pidió al Ejecutivo central que brinde las condiciones para atender a pacientes infectocontagiosos, debido a que los galenos están expuestos a contagiarse.

El secretario general del Sirmes, Fernando Romero, cuestionó que los hospitales del segundo y de tercer nivel del sistema público de salud, en el departamento paceño, no cuenten con una Unidad de Aislamiento para tratar este tipo de enfermedades contagiosas.

“La situación es una sola: no estamos en condiciones para atender niveles de bioseguridad; lamentablemente, la realidad es clara, drástica, penosa. Como sindicato, exigimos a las autoridades que atiendan responsablemente al sector público”, dijo.//los tiempos