Diego Ayo habla tras su salida como vocero: “Como canallas, en el oficialismo son muy eficientes”

El reconocido cientista político Diego Ayo ha estado en el ojo de la tormentosa política boliviana en los últimos días. Tras una breve gestión como vocero de Comunidad Ciudadana, Ayo presentó su renuncia ante la ofensiva generada desde el oficialismo tras haber señalado el domingo 30 de junio a Página Siete que su fuerza política “no ha logrado recaudar ni 10 millones de dólares” para los próximos comicios.

Eso fue utilizado por diversos voceros del MAS, además de medios estatales y paraestatales, para denigrarlo. Al no contar con el respaldo de Comunidad Ciudadana, presentó su renuncia.

Brújula Digital conversó largamente con Ayo. Este es un resumen de esa entrevista.

¿Podría decirme cuál es su evaluación de los hechos una vez que se ha producido su renuncia a la vocería de Comunidad Ciudadana?

Bueno dos elementos en la evaluación: el elemento estructural de lo que es Comunidad Ciudadana, creo que definitivamente está consolidada, todos los rumores que hablan de una crisis son absolutamente falsos, todo lo contrario, hay una actitud positiva, firme y eso es lo que cuenta.

El objetivo común es claro, vencer a un gobierno autocrático, un gobierno ligado al narcotráfico, ese es el punto central, el objetivo queda plenamente vigente.

En lo personal, por supuesto no ha sido nada fácil, pero el cariño de la gente ha sido inmenso, ha habido reconocimiento a mi trabajo de casi 10 años de crítica constante a los abusos del gobierno. Cada crítica, cada injuria, cada insulto que he recibido muestra que lo que he hecho, no es en vano.

Cada crítica al Vicepresidente ha servido, cada crítica al ministro de Gobierno ha servido, cada crítica al Presidente ha servido, cada crítica al ministro de Comunicación, en realidad, ministro de la Mentira, ha servido, cada crítica a este modelo corrupto e ineficiente ha servido.

No me siento menos en este momento, el futuro es grande y mi posición es firme, más firme que nunca.

Puede haber habido cariño de la gente hacia su persona, pero eso no se ha relacionado con una decisión de Comunidad Ciudadana de no respaldarlo. ¿Cómo ve eso? ¿La gente que le profesó cariño no esperaba que Comunidad Ciudadana lo respalde?

Yo creo que he tenido el respaldo institucional necesario. Han respetado mi decisión de renunciar, no quiero entrar en el discurso del gobierno y terminar siendo parte de este torbellino de falsedades, y por lo tanto admitir que he cometido un error, para nada.

Yo creo que el error que cometí es dejar algunas minas para que alguien las utilice después y las utilice mal, descontextualice mi declaración. Ha sido una ingenuidad y eso definitivamente le ha estallado en las manos a Carlos Mesa, como el tema de la cifra (de los 10 millones de dólares, NdR). Vi claramente que el MAS iba a aprovechar la coyuntura para denigrar al candidato, yo por eso preferí hacerme a un lado, para no perjudicar al proyecto, En todo caso, mi apoyo al candidato sigue siendo firme.

Parece que el tiempo le hubiera dado la razón: en estos pocos días se ha producido un debate sobre cómo el MAS financia su campaña y las altas cifras que tiene de utilización de recursos estatales. ¿Cómo ve usted eso?

Cuando di la entrevista a Página Siete lo que yo buscaba era denunciar el abuso de poder y la asimetría electoral existente en Bolivia. Tenemos un guarura gigantesco, un gorila de 10 metros que no solamente nos golpea, nos orina, nos escupe, nos pisotea, tiene por supuesto la cancha a su favor y en este tema tiene mil veces más que los otros partidos de oposición.

Si hacemos cálculos, solamente entre los tres ministerios, de Defensa, Gobierno y Presidencia maneja 1.500 millones de dólares. Solamente el Ministerio de la Mentira de Manuel Canelas maneja 1.083 millones de bolivianos, unos 165 millones de dólares. El programa Evo Cumple tiene un presupuesto de 350 millones de dólares. Ahí van 2.000 millones de dólares para apoyar la figura de Evo Morales. Ante eso, los periodistas enfatizaban los 10 millones de dólares que mencioné yo y que, ahora lo comento, fue algo pasajero. No se puede quitar la vista de esta asimetría enorme en los recursos estatales.

La campaña del MAS está siendo financiada por los impuestos de los bolivianos, con la plata de cada persona, con la plata que podría servir para sanar el cáncer, con la plata que podría servir para para generar más empleos. Lo que está utilizando el MAS desproporcionadamente para generar este ambiente de mentira de calumnias, de agresiones, es dinero que debería tener otro fin.

Y que Manuel Canelas, que se suponía era un intelectual democrático, se preste a esta jugarreta vulgar, es criticable.

De todas maneras, podríamos admitir que el gobierno tiene una gran habilidad para dar vuelta los argumentos, para invertir los temas de debate.

A ver, si tú pones en este momento un aviso en el periódico que diga “busco gente canalla con capacidad de mentir, de ilusionar”, se presenta Quintana, se presenta Héctor Arce, Álvaro García Linera y van a ganar ese posible empleo. Cumplen con los términos de referencia, se necesita gente meritocrática para mentir, para engañar. La eficiencia también tiene una cara negativa, de degeneración moral. Los canallas, aparte de ser canallas, tienen que ser eficientes y estos sí que son eficientes.

LEE TAMBIÉN >  Morales activa gabinete de emergencia ambiental y decide contratar un Boeing contra incendios

Hemos llegado al oprobio de la política carente de ética, estamos en un momento de cinismo descarado y por supuesto que tienes a un García Linera, que tiene a un ejército de soldados, son la nueva SS, son la nueva guardia pretoriana, son los camisas pardas, los neofascistas que no matan físicamente, pero que te matan moralmente, civilmente, agrediendo, acusando. Y lo están haciendo con los recursos de los bolivianos.

Junto con tener a su disposición una red mediática muy grande…

Bueno, por supuesto. Hemos pasado creo a una quinta fase de la operación del gobierno con los medios. La primera fase fue el acallamiento de algunos medios, mediante su compra y cooptación. La segunda fase ha sido la normativa, como la ley contra el racismo, la ley electoral, todo eso limita el trabajo de los medios y coarta la libertad de expresión. La tercera fase ha sido el momento fiscal que se basa en solamente dar plata a tus socios.

Estamos en un cuarto momento, el de la “politización ampliada” de los medios de comunicación, es decir de la comunicación al servicio de un partido político. Yo creo que puede haber una quinta fase, la de la persecución judicial.

Los medios han pasado de la farandulización a la vulgarización, ese es el legado del MAS, la destrucción de la libertad de prensa.

¿Qué le recomienda a Comunidad Ciudadana después de haber pasado brevemente por sus filas como vocero?

Doy distintas respuestas a tu pregunta: Yo creo que tiene que salir el mejor portavoz que tiene esa fuerza política, que es el mismo candidato. Yo creo que en la historia democrática boliviana, junto con Marcelo Quiroga Santa Cruz, Carlos Mesa es uno de los mejores oradores y comunicadores.

Carlos Mesa debería salir todos los días denunciando la vileza de este gobierno, la corrupción flagrante. Además, nos las ponen fácil, no es que sea difícil, no es que tenemos que investigar a profundidad. Exactamente donde pongas el dedo va a salir pus. Es corrupción, es degeneración moral.

Nos hablan por ejemplo del avance de las mujeres, pero lo que tenemos hoy es una “oligarquía patriarcal” que utiliza a las mujeres de mala manera. Las principales legisladoras, por ejemplo, han sido suplentes. Desde Valeria Silva hasta Adriana Salvatierra han entrado como parientes del Vicepresidente o como amigos clánicos, dinásticos del presidente. Las mujeres han entrado por la puerta chica y han terminado siendo senadoras solamente gracias a que Carlos Romero renunció y se fue de ministro, a que Manuel Canelas renunció y se hizo ministro, a que el Gringo González renunció y es embajador.

Los hombres han dado paso a las mujeres, las mujeres han entrado de segundonas en el MAS.

Entonces no me queda más que sugerirle a Comunidad Ciudadana ante esto que mantenga la moral alta, la frente en alto.

Hay que hacer una revolución moral, ahora eso es lo central. Creo que no es necesario presentar un plan de gobierno muy detallado, lo que se necesita es lograr la regeneración moral del país.

Nos gobierna una cáfila cleptocrática, eso es lo que tenemos gobernando, no pueden estar cinco años más estos señores.

De tener la oportunidad de volver atrás y dar nuevamente la entrevista a Página Siete que ocasionó la polémica, ¿qué haría de manera diferente?

Sería más contundente en lo que podría ser más contundente. Pero no quisiera sonar mezquino con Samuel Doria Medina. Doria Medina es una persona de la cual tengo un buen concepto.

Cómo académico, su libro Economía Informal es un libro clásico hasta el día de hoy sobre el tema. Data de los 80 y se sigue citando y discutiendo. Segundo, como ministro de Planeamiento tuvo éxito, hizo el Etare, la reforma educativa, etc. Tercero, es un gran empresario. Es decir, como académico, como gestor y como empresario ha sido un éxito. Le quedaba ser un buen político. Creo que en 2018 no jugó a nada. Cuando dijo que él ha tenido una actitud mezquina, me refería a esto, a que él pudo haber sido un candidato central de la política.

¿Eso retiraría de la entrevista que dio?

Sí, eso retiraría.

¿Y sobre la cifra que dio de que supuestamente Comunidad Ciudadana no podía llegar ni a 10 millones de dólares? ¿Retiraría ello?

Nada. Lo de las cifras no cambiaría nada, he dicho claramente lo que he dicho. Ni con todas las generaciones desde hace 150 años podríamos haber conseguido esos 10 millones de dólares.

El punto era que solo el ministro de la Mentira tiene 150 millones de dólares más que Comunidad Ciudadana. Que no sean cínicos, el Vicepresidente nos habla de narcotráfico, es en este gobierno que se está consolidando el narcotráfico.

García Linera no solamente nos ha mentido con su título profesional, nos ha mentido en todo. Es realmente un ser indescriptible, sus “estrategias envolventes” son solamente pinochadas de un ser nefasto.//Brújula Digital/Raúl Peñaranda U.