Fiscalía procesa por dos delitos a la madre que dejó a sus siete hijos

La progenitora fue arrestada por la Felcv cuando se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas en un local nocturno del Plan 3.000. Foto: EL DEBER

Los siete niños que fueron abandonados por su madre, una trabajadora sexual de 23 años, están recibiendo ayuda sicológica mientras permanecen en un hogar de la Gobernación. La progenitora fue arrestada por la Policía cuando consumía bebidas alcohólicas en un local nocturno.

El pasado 17 de junio, la mujer pidió cobijo a una vecina para pernoctar en su casa con cinco, de sus siete hijos, argumentando que la habían desalojado de la vivienda donde alquilaba por falta de pago. La dueña de casa aceptó y la dama de compañía se quedó durante tres días con sus niños, el mayor de 7 años y la menor de 3 meses, en el barrio José Luis Justiniano del Plan 3.000.

“El viernes (21 de junio) me dijo que saldría a trabajar para pagar su alquiler y me dejó a sus hijos, pero después no regresó”, explicó la vecina que cuidó a los menores.

La recién nacida era la que más lloraba de hambre, por lo que la familia que la alojaba le compró leche y la alimentó al igual que a sus demás hermanos. “Los otros niños no molestaban y ni siquiera preguntaban por su madre, porque parece que ya estaban acostumbrados a quedarse solos”, lamentó la testigo.

Además, la mujer comentó que buscó a la progenitora de los niños, pero solo encontró a la abuela y esta se comprometió a ayudarla. Sin embargo, solo llevó pañales y leche para los niños al día siguiente y después también desapareció.

Niños afectados

Fue el marido de la mujer que tenía a los niños quien denunció el abandono y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) recuperó a los menores. Semanas atrás la Defensoría de la Niñez y Adolescencia ya había hallado a otros dos niños, que estaban abandonados y también son hijos de la trabajadora sexual.

LEE TAMBIÉN >  TARIJA: Anciano mata a machetazos a su compañero de asilo en Bermejo

El director de la Felcv, Paúl Saavedra, comentó que el lunes por la noche se arrestó a la progenitora cuando estaba consumiendo bebidas alcohólicas en un local nocturno de la zona del Plan 3.000. “La mujer estaba ebria y en primera instancia negó tener la tutela de los niños, pero después terminó admitiéndolo llorando”, detalló el jefe policial.

La sindicada fue puesta a conocimiento del Ministerio Público y está siendo investigada por los delitos de violencia familiar y abandono de menores.

Algunos de los niños recuperados están desnutridos y tienen signos de haber sido maltratados por su madre. “Al examen externo se nota el maltrato infantil y la falta de atención”, lamentó Saavedra.

Precisó que los siete menores tienen distintos padres, pero estaban bajo el cuidado de la detenida. Añadió, que no estudiaban y no tenían certificado de nacimiento. Estos niños reciben ayuda sicológica y están bajo el cuidado de la Defensoría de la Niñez. Los derivaron a un hogar.//el deber