Montaño asegura que se “hicieron todos los esfuerzos” por salvarlo

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, confirmó hoy que el doctor Gustavo Vidales falleció a causa de una disfunción orgánica múltiple vinculada al arenavirus y aseguró que el Gobierno hizo todos los esfuerzos necesarios para tratar de salvar la vida del galeno.

En conferencia de prensa, Montaño lamentó el fallecimiento del médico, pero dejó en claro que recibió la atención adecuada y la misma que se le hubiera podido dar en cualquier parte del mundo.

“Señalar que una vez que fue reportado el caso a las autoridades competentes se activaron todos los mecanismos que ameritan casos como este. El tratamiento que se le dio es el mismo que se hubiera podido dar en cualquier parte del mundo”, aseveró Montaño.

Resaltó, por ejemplo, que se tuvo – y se tiene- la ayuda de cuatro expertos internacionales – uno en el ámbito clínico, dos en el ámbito epidemiológico y una en el ámbito laboratorial- y también destacó que se importó la medicina necesaria para atender ese tipo de casos.

“Es muy duro enfrentar el fallecimiento de nuestro colega. Como Ministerio de Salud no se ha escatimado ningún esfuerzo para tratar de salvar su vida”, insistió.

LEE TAMBIÉN >  Policías que filmaron ebrio al alcalde de Belén de Andamarca son objeto de proceso

La Ministra de Salud, en ese sentido, también informó que el otro médico infectado con el arenavirus continúa en terapia intensiva y ratificó que se seguirán realizando los mismos mecanismos de atención para tratar de salvar su vida.

“Creemos que todos estos esfuerzos eran los que debían hacerse y se deben seguir haciendo”, afirmó.

Asimismo, pidió a los dirigentes de las instituciones médicas no utilizar la muerte de Vidales para generar zozobra en los galenos del departamento y mucho menos activar algún tipo de medidas de presión en contra del Gobierno.

Señaló que “por respeto a la familia” no es el momento de dar mayores detalles del caso y descartó, de la misma manera, declarar alerta sanitaria en el departamento de La Paz.

En la conferencia de prensa, Montaño estuvo acompañada por el representante interino de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bolivia, Alfonso Tenorio, quien aseveró que ese tipo de infecciones normalmente se presentan con una alta tasa de mortalidad “en todas partes del mundo”.

Además, ratificó que en el país se hicieron todos los esfuerzos necesarios para salvar la vida de Vidales y expresó su solidaridad con la familia del galeno.

El médico Gustavo Vidales falleció la mañana de este miércoles y se constituyó en la tercera víctima mortal del arenavirus. En pasadas semanas ya habían fallecido un poblador de la región de Los Yungas, catalogado como el paciente cero, y la médico interna que lo atendió en Caranavi.//el dia