Niña,víctima de violación, identifica a dos policías y buscan a más implicados

La Policía y Fiscalía realizan la requisa al vehículo del policía, ayer. | Carmen Challapa

La menor de 13 años que resultó embarazada producto de una violación, en la que está implicado el policía Miguel Ángel Q.(31), logró identificar plenamente, con nombre y apellido, a dos de los seis policías que también habrían cometido este delito en contra de la niña.

Rietzon Flores, uno de los abogados de la menor, informó que estos policías estaban destinados en Cochabamba, pero ahora se encuentran en otra jurisdicción, por lo que se activaron todos los mecanismo para dar con ellos.

“Se tiene conocimiento de dos efectivos policiales de manera específica. El obstáculo que tenemos son los grados; la víctima no sabe de grados policiales, pero estamos haciendo el seguimiento y esperamos que se proceda al arresto de estas personas”, dijo.

De acuerdo con la denuncia, el policía Miguel Ángel Q. —una vez que se ganó la confianza de la niña, quien ayudaba a su madre a atender una pensión— la violó en reiteradas oportunidades, también la embriaga y luego la prostituía a sus camaradas. Producto de estos vejámenes, la menor resultó embarazada cuando tenía 12 años y la hicieron abortar de forma clandestina; pero después fue nuevamente ultrajada y ahora afronta dos meses de gestación.

Flores explicó que se continúa indagando sobre la identidad de los otros cuatro funcionarios policiales que también estarían implicados.

Lizet Gamarra, abogada del acusado que hoy afrontará su audiencia de medidas cautelares, dijo que su cliente nunca violó a la menor, por lo que solicitaron pruebas de ADN para determinar la paternidad del feto.

“Ella es quien le pide ayuda para abortar, pero primero dice que las tabletas eran para una amiga. Mi cliente sólo quería ayudarla y por eso le lleva las pastillas”, dijo.

Sin embargo, Los Tiempos accedió a un audio de una conversación telefónica entre el expolicía y la menor, en que el sujeto cita a la menor para darle dinero y las pastillas abortivas. “Si no abortas, vamos a tener problemas los dos, no sólo tú. En realidad, yo soy quien va a tener más problemas, hoy vamos a hablar y poner las cosas bien claras”, dice un fragmento de la charla.

LEE TAMBIÉN >  SANTA CRUZ: Nuevo caso de violación grupal, Seis sujetos violaron a una niña

Apeló su baja

El comandante general de la Policía, Yuri Calderón, confirmó que el policía Miguel Ángel Q. fue dado de baja de la institución policial por una denuncia de narcotráfico; sin embargo, esta baja fue apelada y fue por esta razón —según la autoridad— que el acusado seguía prestando servicio.

Pese a ello, en 2016, el mismo funcionario fue sorprendido introduciendo bebidas alcohólicas al penal de El Abra, entonces también fue sancionado con baja de la institución. “Este expolicía —porque ahora es expolicía— presentó su apelación. Esto impidió la baja inmediata. El Tribunal Disciplinario Superior se pronunciará al respecto”, manifestó.

“Dos de seis funcionarios policiales fueron identificados plenamente”

ENCUENTRAN PASTILLAS Y DINERO

Seis pastillas sin etiqueta, siete píldoras de queterol y dinero en efectivo es lo que la Policía y la Fiscalía encontró en el vehículo del policía Miguel Ángel Q. (31), en la requisa realizada, ayer en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Aún se desconocer cómo el funcionario policial obtuvo las pastillas abortivas. “Él sólo quería ayudar a una amiga, la niña tiene una relación sentimental con otro policía”, dijo la abogada del acusado, Lizet Gamarra.

La fiscal de Protección a la Vida, Jimena Montaño, informó que se imputó al policía por el delito de violación a un menor con el agravante del embarazo. La audiencia cautelar se desarrollará hoy.//los tiempos