Médicos dejan a niña en estado vegetal, Gobierno pedirá pena máxima

Una comisión del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional (MJyTI) y del Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (SEPDAVI) se constituyó en Tarija para coordinar con el Ministerio Público las tareas investigativas del lamentable caso de la niña de 12 años que, después de ingresar con un dolor abdominal a la Caja Nacional de Salud (CNS) en Yacuiba y ser intervenida por dos médicos, quedó en estado vegetal.

La directora del SEPDAVI, Angélica Rocha Ponce, explicó en conferencia de prensa que se pedirá la pena máxima para los involucrados “el Ministerio Público como el SEPDAVI tipificamos la conducta de los galenos como lesiones gravísimas ya que produjeron una afectación permanente a la persona toda vez que la misma se encuentra en estado vegetativo” manifestó la autoridad y lamentó que posiblemente el daño a la menor sea irreversible.

Asimismo, Rocha detalló que la comisión, que se encuentra en etapa de investigación, cuenta con sólidas pruebas que incriminan a los médicos que ya se encuentran con detención domiciliaria. “La auditoría médica de la Caja Nacional de Salud establece indicios de responsabilidad en contra de los médicos porque señala claramente que estos no cumplieron con protocolos y normas, por ejemplo, la verificación de alergias o rechazos a determinadas medicinas que se realiza a pacientes antes de cualquier intervención.

Este hecho se subsume al tipo penal en Lesiones Gravísimas, estipulado en el artículo 270 del Código Penal, cuya máxima sanción es de 12 años con la agravante de dos tercios al constituirse la víctima Niña, Niño, Adolescente” puntualizó.

Por su parte, el fiscal departamental de Tarija, Aimoré Álvarez, dio detalles sobre los hechos investigativos: “Informamos que el fiscal general de Estado, Juan Lanchipa, instruyó mayor rigurosidad en el caso.

LEE TAMBIÉN >  Forman cadena humana para llevar agua a la serranía de Turumayu en Tarija

Actualmente tenemos a dos médicos imputados. Se han ampliado las investigaciones contra el director de la Caja Nacional de Salud y otros médicos que han participado en este hecho” explicó y lamentó la obstaculización de la justicia por parte de los médicos involucrados “al momento de remitir la historia clínica de la niña, lo hicieron por partes y no de manera completa lo que ha demorado la investigación en algunos meses; sin embargo, ahora que contamos con toda la información pediremos la auditoría del caso para determinar responsabilidades” señaló.

Roberto Carlos Ríos, el padre de la menor, agradeció el apoyo institucional: “Agradezco al Ministro de Justicia con quien yo hablé personalmente para que me pueda colaborar y se comprometió a que el caso se viabilice y se llegue a la verdad de los hechos” y añadió “Desde el día que pasó esto con mi hija, yo me dediqué a mi hija a tiempo completo y dejé de trabajar (…) actualmente, vivimos del trabajo de mi esposa” manifestó el padre quien explicó que diariamente necesitan Bs 200 para cuidar de su hija y apeló a la sensibilidad de la población para recibir ayuda.

La niña era la mejor alumna de su colegio y campeona de fútbol femenino a nivel nacional, el 17 de julio de 2018 se dirigió a la CNS de Yacuiba por un dolor abdominal donde fue intervenida. Después de la operación, la menor salió en condiciones graves pues estaba en estado de coma y, posteriormente, quedó en estado vegetal.

“La niña pudo llegar a ser una gran deportista boliviana, de hecho, ya lo era, y se le ha interrumpido un futuro prometedor tanto deportivo como académico porque era una excelente estudiante. Queremos decirles a los médicos que cuiden a las personas que pasan por sus manos porque lo que tienen entre ellas es el bien jurídico más importante: la vida” puntualizó la directora del SEPDAVI.

Si usted quiere ayudar a la familia de la niña, contáctese con el padre de la menor a la línea 72984286.

//Clave300