Anciano estuvo 8 días con dentadura postiza atorada en la garganta

Foto: British Medical Journal

Inglaterra.- A un hombre británico de 72 años se le atoró su dentadura postiza en su garganta mientras se sometía a una cirugía, pero fue hasta 8 días después que los médicos la descubrieron.

El hombre había acudido para una cirugía sencilla: la extirpación de un bulto en su pared abdominal. Sin embargo, el equipo de médicos no le retiró la dentadura al momento de la cirugía.

Seis días después, el anciano regresó al hospital debido a que sentía dificultades para respirar y tragar alimentos sólidos, así como sangre en la boca, algo que los médicos consideraron sólo como una infección respiratoria y un efecto secundario de la intubación, por lo que le recetaron antibióticos y lo mandaron de vuelta a casa.

Lejos de ayudar, los síntomas habían empeorado dos días después, por lo que el hombre regresó a la sala de urgencias asegurando que el sangrado persistía, tenía más dificultades parar respirar y ni siquiera había podido consumir los medicamentos que le recetaron.

Fue entonces, a ocho días de la cirugía, que los médicos revisaron la garganta del hombre con una radiografía y encontraron un objeto extraño situado a la altura de sus cuerdas vocales: era su dentadura postiza, que además le había provocado hinchazón y ampollas dentro de la garganta.

Foto: British Medical Journal

El británico aseguró que desde el día de la cirugía no encontraba su dentadura, por lo que se cree que pudo haberla tragado tras ser anestesiado. Ante esto, los médicos realizaron una intervención de emergencia para extraer la dentadura de la garganta del hombre, quien fue dado de alta seis días después.

A pesar de ello, algunos malestares como el sangrado y la tos persistieron, obligando al hombre a regresar al hospital varias veces más, según se lee en un informe publicado por el British Medical Journal el pasado lunes.

Los especiaistas encontraron que la dentadura le había provocado daños en los tejidos que terminaron por causar una ruptura en una arteria, por lo que tuvieron que someterlo a una nueva cirugía y algunas trasfusiones de sangre, gracias a lo cual el hombre pudo recuperarse del todo.

La especialista Harriet Cunniffe, principal autora del informe del caso, instó a los cirujanos de Inglaterra a cerciorarse de retirar las dentaduras postizas de los pacientes antes de someterlos a una operación, especialmente durante la inducción de anestecia.//debate.mx