Dayana murió por Bs 300: su familia clama justicia

Dayana Quiroz Ramos murió por 300 bolivianos, que es el precio que su asesino consiguió por vender su celular luego de matarla. La joven de 24 años es la tercera víctima de feminicidio en Cochabamba, luego de que el Ministerio Público descartara la figura de un asesinato.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Jhon Klaus Bermúdez, informó que el autor confeso de la muerte de Dayana, declaró que luego de matarla vendió el teléfono en el Bario Chino y pagó sus deudas.

SACRIFICIO

Ayer a las 11:00 la familia de Dayana la enterró en el Cementerio General. Su madre, acompañada de sus hijos pedía justicia para su hija y la pena máxima de 30 años para el asesino.

Dayana era la hermana mayor de cuatro hermanos, todos ellos varones.

En 2014 la familia fue destruida ya que el padre murió en un accidente de tránsito. La madre tuvo que sacar adelante a sus hijos y Dayana, al ser la mayor, decidió dejar de lado sus estudios en la Normal para trabajar en Chile.

Su madre también dejó el hogar para trabajar en España y ambas sostenían el hogar y pagaban deudas que tenían con el banco.

LEE TAMBIÉN >  COCHABAMBA: Delincuente intenta matar a expareja con un cuchillo

La joven trabajaba en el vecino país haciendo cosecha y llegó a Bolivia de vacaciones.

Según su familia, era bastante reservada, trabajadora pero sobre todo amante de su familia por la que sacrificó sus sueños para mantener económicamente.//Opinión