En búsqueda de la perfección halló la muerte

Nataly Céspedes, una modelo cochabambina, encontró la muerte en una sala de operaciones buscando un cuerpo perfecto para ser elegida como Miss Cochabamba, y luego escalar hasta el certamen de belleza nacional.

La joven de 26 años era la tercera de seis hermanos y la menor de las cinco mujeres. Nataly fue sometida a una operación estética para realizarse una lipoescultura de abdomen y un cambio de implantes mamarios. Durante la cirugía el médico que la operó le perforó la arteria renal derecha, lo cual derivó en una hemorragia interna. Al poco tiempo, Nataly murió.

LOS PASOS DE LA HERMANA

Según su padre Grover Céspedes, Nataly desde muy joven fue atraída por los certámenes de belleza.

Siguió los pasos de su hermana mayor Noelia, quien además de ser presentadora de televisión, también ganó varios concursos de belleza.

Su principal apoyo e impulsor para alcanzar sus sueños era su padre.

“Como todo padre quería ver a mi hija realizada, alcanzar sus metas, y ella siempre buscaba concursar, por eso la apoyaba incondicionalmente”, confesó Céspedes.

Según el progenitor, Nataly el día de su cirugía salió de su casa para irse a Santa Cruz sin decir nada a su familia.

“No nos dijo nada, solo nos comunicó que iba hacer unos negocios en Santa Cruz”, mencionó.

La familia desconocía por completo que el verdadero motivo del viaje era una operación estética. Céspedes aseguró que de haber sabido que su hija iba a someterse a una cirugía lo hubiese impedido.

“Nataly quería estar perfecta y lo era, no necesitaba nada y yo no hubiese permitido una operación”, relató.

Una de las amigas de la modelo, Carla Faval de Veizaga coincidió con el padre de que Nataly o “Naty” como le decían de cariño, quería un cuerpo perfecto.

“Naty se mataba en el gimnasio, cuando se proponía a participar de un reinado ponía todo su empeño y lo lograba”, refirió la amiga, quien al igual que el padre, aseguró que no necesitaba de una operación para mejorar su figura.

“Entre el grupo de amigas siempre comentábamos de los peligros de las cirugías, pero ella nunca nos dijo que estaba yendo a operarse, nos dijo que estaba viajando a pasar Año Nuevo a Santa Cruz”, aseguró el padre.

Según Carla, el cambio de los implantes era necesario por una cuestión de salud, ya que estos deben renovarse cada 10 años, pero la lipoescultura estaba “de más”.

“Naty se dejó influenciar por alguien, en estos concursos te convencen de hacer cambios en tu cuerpo y tu te lo crees, ella no necesitaba, pero lo hizo”, dijo.

LEE TAMBIÉN >  SANTA CRUZ: Un policía muere apuñalado cuando atendían un caso de violencia familiar

PREPARACIÓN

La modelo se estaba preparando para el certamen de belleza cochabambino desde 2019.

Según el padre acudía todas las mañanas al gimnasio y llevaba una dieta sumamente estricta.

“Solo comía frutas y verduras, cuidaba mucho su dieta y era consecuente con lo que quería”, relató.

Por su parte, Carla acotó que cada vez que su amiga participaba de un concurso tenía una preparación exhaustiva, tanto física como intelectualmente, por ello pasaba varias horas al día preparando su cuerpo.

“Ella ganó como seis a ocho bandas de concursos de belleza y cuando salió tercera de uno de ellos se propuso a ser la primera en el siguiente, es decir, en el Miss Cochabamba”.

PROYECTOS

Nataly comenzó sus estudios de Comunicación Social en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno.

Se mantenía económicamente gracias a emprendimientos privados.

Uno de ellos era la importación de ropa y accesorios, sin embargo, por temas aduaneros, lo dejó.

Otro de los proyectos que llevaba adelante era la apertura de una plaza de comidas que debía inaugurarse en febrero en el municipio de Quillacollo.

Para ello, se juntó con unos socios con quienes emprendió el proyecto gastronómico, que ahora, está paralizado.

Además de ello, tenía recursos de los concursos de belleza de los cuales participaba y de los programas que conducía en la televisión.

Con sus ahorros pagó la cirugía que se realizó en Santa Cruz.

MUCHAS EXIGENCIAS

Susana Solíz, representante de la Asociación Atrévete Mujer que apoya a mujeres en situación de vulnerabilidad, especialmente en la zona sur, criticó los concurso de belleza debido a las múltiples exigencias sobre el cuerpo de las mujeres.

“Estos concursos exigen parámetros difíciles de lograr y las mujeres por alcanzarlos buscan estas operaciones, que como en el caso de Nataly, acabó con su vida”, dijo Solíz.

Una de las hermanas de la fallecida, Neyza Céspedes, también criticó las exigencias de los concursos ya que se enfocan en cuerpos perfectos y convencen a las mujeres de someterse a procedimientos para conseguirlo.

“Los requisitos son exagerados, a las personas las ven como objetos, se debería ver el lado humano de las personas. Mi hermana no solo era hermosa por fuera, sino por dentro”, dijo.

Nataly era una de las candidatas más apoyadas del concurso.

Según sus parientes, solo tenía la cirugía de prótesis mamarias, que también canceló con sus propios recursos y cuya intervención también se realizó en Santa Cruz.

En cuanto al proceso penal que sigue la familia de Nataly al médico y a la enfermera, la Policía está en busca de las dos personas, quienes habrían escapado a Argentina y Brasil, respectivamente.//Opinión