SANTA CRUZ: Condenan a individuo que abusó y contagio VIH/Sidad, al hijo de su empleador

La justicia boliviana condenó a 25 años de prisión a un individuo de inciales C. F. V. Q. acusado de abusar sexualmente de un menor de 13 años el año 2017 y contagiarle la enfermedad del VIH/Sida.

De acuerdo a la audiencia cautelar desarrollada el sábado, el imputado se sometió a un procedimiento abreviado por el delito de violación agravada aceptando su condena a cumplir en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz – Palmasola.

Según la fundamentación del fiscal Rubén Ordoñez Roca, el hecho quedó al descubierto después que la salud de la víctima que ahora tiene 16 años decayó motivando a que sea internado en una clínica.

Los médicos inicialmente trataron al paciente, de una posible anemia aguda pero luego lo sometieron a una prueba de sangre dando como resultado positivo a VIH/Sida alarmando a los galenos y la propia familia.

Un médico internista entrevistó al menor quien tuvo confianza y le contó que a sus 13 años fue abusado por el ex empleado de su padre y ante el temor que sus padres lo repriman calló.

El pasado 10 de enero, los familiares del joven, enterados de la identidad del agresor que continuaba trabajando en casa del padre de la víctima, al no encontrarlo procedieron a citarlo con engaños y conducirlo hasta la Policía.

LEE TAMBIÉN >  TARIJA: Navales rescatan a dos adolescentes en el Río Bermejo

El empleador del agresor contó que hace nueve meses se enteraron que se encontraba con Sida después que se hincharon sus pies y fue al médico donde lo sometieron a análisis de sangre y le comunicaron que contrajo la mortal enfermedad.

La Fiscalía Especializada en Delitos de Razón de Género, Violencia Sexual y Trata y Tráfico de Personas de Los Tusequis no descartó que el condenado haya contagiado a otras dos muchachas con quien sostuvo una relación amorosa del mismo barrio.

La víctima relató, que su agresor lo abusó un dia que llegó una familiar del extranjero y quedó solo con el empleado que aprovechó que este se encontraba echado en su sofá mirando televisión para cometer su vejámen.

Durante todo este tiempo, el joven decidió callar su desgracia por miedo a ser reprendido por sus padres, dijo a los represententes de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

El violador trabajaba con la familia de la víctima durante casi 6 años en supuestas tareas de pelar nueces y aseo de su vivienda.//Clave300.