COCHABAMBA: Un hombre trasladó a una adolescente al hospital y fue aprehendido por estupro

Un hombre de 21 años, que trasladó a una menor de 17 años al hospital para que se realice una prueba de VIH Sida, fue aprehendido por el delito de estupro.

El personal de salud del Hospital Harry Williams de la zona de Huayra K’asa, al sur este de Cochabamba, denunciaron al sujeto porque después de mantener relaciones sexuales con la menor pretendía asegurarse de que ella no le había trasmitido el virus.

Según el vocero de la Felcc, Julio Zapata Rojas, la adolescente le habría advertido al sujeto que ella tenía VIH/Sida. Atemorizado, el hombre trasladó a la adolescente al hospital para obligarla a hacerse una prueba.

Los médicos tomaron las muestras de sangre a ambos y descartaron el temor del sujeto, pero decidieron denunciarlo por el delito de estupro al ver que la paciente era menor de edad.

La Policía investiga las circunstancias en que el sujeto mantuvo relaciones sexuales con la menor.


Hace una fiesta de graduación y su invitado abuso de ella

Con motivo de su graduación como flamante profesional (Chef), Carolina, de 27 años de edad, decidió celebrar ese acontecimiento con una fiesta sin imaginar que uno de sus invitados la violaría en el baño de su propia casa.

LEE TAMBIÉN >  Perú: un hombre, con su hijo en brazos, encontró a su mujer con otro en el día de San Valentin

La víctima relató que el sábado, en plena fiesta de graduación realizada en su domicilio ubicado en la OTB Montesillos de Tiquipaya, decidió ir al baño a desaguar y fue sorprendida en el sanitario por su amigo.

Avergonzada, la mujer trató de subirse las prendas íntimas mientras se incorporaba para tratar de salir del baño, pero el sujeto la empujó hacia adentro, le tapó la boca, para que no grite y aprovechando que aún estaba semidesnuda procedió a violarla.

Una vez consumado el delito el sujeto salió del baño como si nada pasara y de inmediato abandonó la casa para darse a la fuga.

Debido a que los otros invitados se hallaban bailando con música a alto volumen y bebiendo, no se dieron cuenta de lo que pasaba en el baño y tampoco se percataron que el agresor había abandonado la fiesta.

La víctima, que estaba ebria, no supo que hacer y solo atinó a irse a descansar para recién al día siguiente denunciar el hecho a la Policía.

Agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcv) acudieron al domicilio del denunciado y procedieron a su arresto, posteriormente la Fiscalía ordenó su aprehensión.

//Gente