Comercio sexual funciona en alojamientos en El Alto

Por sexta vez consecutiva en lo que va estos tres meses de cuarentena, la Intendencia Municipal de El Alto, un lenocinio clandestino en la zona 12 de Octubre y procedió al arresto de ocho trabajadoras sexuales y un número similar de clientes, además del administrador del lugar donde se ejercía la prostitución.

El intendente municipal, Arturo Sejas informó que el operativo se realizó en coordinación con el Comando Policial y la FELCV en inmediaciones de las calles Jorge Carrasco y Franco Valle, donde se procedió al allanamiento del alojamiento denominado “AneLy”.

Según la denuncia de los vecinos de la zona, el lugar era frecuentado por hombres desde tempranas horas de la mañana provocando incluso la aglomeración de las personas que esperaban su turno para ingresar al alojamiento a contratar los servicios sexuales de las meretrices.

“Hay varias señoritas en ese alojamiento, desde la mañana hasta las siete de la noche todos los días hay gente extraña en la puerta salen y entrar, da miedo porque hay peleas, consumen alcohol, es grave”, dijo una de las vecinas

Por su parte, el Intendente informó que estas personas arrestadas fueron derivadas a la FELCC en calidad de arrestados por atentados a la salud pública.

La clausura de alojamientos que realiza la Intendencia pone al descubierto que el comercio sexual continúa sin importar el peligro de la propagación de la pandemia del coronavirus.

Sejas informó que muchos de estos alojamientos están poniendo en riesgo al conjunto a la población al permitir que trabajadoras sexuales y sus clientes hagan de estos lugares prostíbulos clandestinos, por lo que se procedió a clausurar uno de estos establecimientos en Villa Dolores.

//El Alteño

Comparte esta noticia en: