Tarija: Trabajadoras sexuales buscan volver a ofrecer sus servicios

Dado que las mujeres que ofrecen servicios sexuales pasan por una difícil situación económica al no poder realizar sus actividades, elaboraron un “Protocolo para la Implementación de Bioseguridad y Procedimientos de Higiene para Trabajadoras y Trabajadores Sexuales por Emergencia Sanitaria” y de esta manera poder volver a trabajar en locales nocturnos.

Luego de dos meses de establecida la cuarentena en el país para evitar el contagio del Covid – 19, el 22 de mayo la Organización de Trabajadoras Nocturnas de Bolivia, presentaron una carta con ese documento al Ministerio de Salud, Ministerio de Trabajo, Servicios Departamentales de Salud (Sedes), Defensor del Pueblo y otras instituciones.

La presidenta departamental de Trabajadoras Sexuales de Tarija, Paulina Mendoza, contó que junto a la dirigente nacional Lily Cortez, representaciones de otras regiones y un asesor legal se reunieron durante cuatro días en La Paz para redactar el texto.

“Esperamos trabajar cuando se establezca la cuarentena dinámica y sean máximo cuatro a cinco chicas dentro de los locales. Las reglas se aplicarán tanto para ellas, como para los clientes y los establecimientos nocturnos. Nos dan pena las compañeras porque ya no tienen para comer, deben pagar alquileres y el bono no les alcanzó”, explicó.

Por su parte, el responsable del programa VIH Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) del Sedes de Tarija, Carlos Romero Michel, sostuvo que no es potestad de la entidad departamental aprobar o rechazar el documento porque son las instancias nacionales -como el Ministerio de Salud- las que deben determinar si es válido o no.

LEER MÁS  La Paz: Médico investigado por la muerte de una paciente a la que le practicó un aborto es enviado a prisión

Comentó que es un protocolo que contempla las medidas de seguridad que debe observar cualquier ciudadano, pero que debería tener más detalles si tiene que ser presentado para su aprobación. “Imagino que si lo rechazan tendrán que pulirlo un poco más, ver aspectos técnicos y más puntuales”, agregó.

Admitió que es cierto que la infección del Covid – 19 solo se da a través del contacto del virus con los ojos, boca o nariz y no por las relaciones sexuales, pero también se debe tener en cuenta que otra disposición reglamentaria es guardar un mínimo de metro y medio de distancia.

El documento

Al respecto, el documento al que tuvo acceso El País recoge las declaraciones de la médico infectóloga de la Clínica San Felipe de La Paz, Leslie Soto: “Hasta el momento solo se ha descrito transmisión por el fluido de la boca, la nariz y ojos, por lo que no hay reporte alguno que nos hable de transmisión sexual; sin embargo, recordemos que en las relaciones sexuales, hay caricias y besos que podrían transmitir la infección si la persona porta el coronavirus”.

Las normas establecidas en el texto apuntan a que durante la jornada laboral del trabajador o trabajadora sexual, la habitación (cuarto, pieza), deberá ser previamente desinfectada ya sea de manera manual o por medio de pulverizadores de mochila.

Al momento de realizar el acto sexual se deberá utilizar una cuerina sintética que cubra por completo el catre (cama), para que la desinfección del área de contacto sea más prolija y eficaz. La modalidad puede ser por limpieza individual de la misma con alcohol al 70 por ciento o algún antiséptico, también fumigación en casos que se lo requiera.

LEER MÁS  El poder del coronavirus no detiene el comercio sexual

El cambio de sabanas será responsabilidad de cada uno de las y los trabajadores sexuales, es obligatorio el uso de preservativos y luego una desinfección mediante alcohol en gel en las áreas corporales (púbicas) de contacto.

En todo momento es obligatorio el uso de barbijo, guantes, mascarilla facial, tanto para las trabajadoras o trabajadores sexuales como para los clientes. La trabajadora o trabajador sexual que sea designado a una habitación, pieza o cuarto, será responsable de la devolución del mismo con el mismo protocolo de desinfección.

El comedor o áreas designadas para la alimentación de las y los trabajadores sexuales deben ser higienizados antes y después de la ingesta de alimentos, la desinfección debe ser de acuerdo a la planificación de ellos, agua con jabón, alcohol al 70 por ciento o de otra forma similar.

Protocolo brinda indicaciones específicas de higiene
El Protocolo para la Implementación de Bioseguridad y Procedimientos de Higiene para Trabajadoras y Trabajadores Sexuales establece que deberán lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos luego de terminar las labores del día.

Deben desinfectarse todas las áreas en las que tuvieron contacto al momento del acto sexual, en caso de que algunos establecimientos cuenten con duchas, deberán hacer uso del mismo obligatoriamente.

En casos de toser o estornudar deben cubrirse la nariz y boca con un pañuelo o codo flexionado, no hacerlo libremente y mucho menos hacia otras personas. También evitar tocarse la cara, nariz, boca y ojos.

LEER MÁS  Nancy, la golpearon hasta matarla y es la sexta víctima de feminicidio en Oruro

Los trabajadores sexuales deben mantener su higiene dentro y fuera del área o lugar de trabajo con agua y jabón, especialmente el lavado de manos o la desinfección de las mismas con alcohol en gel.

Dar cumplimiento a las recomendaciones emitidas por las entidades del Gobierno Nacional que se encuentran dispuestas en los medios digitales, como también reiteradas por radio y televisión.

En los locales se deben colocar afiches con información oficial en varios puntos del área o lugar de trabajo para que se lo lea constantemente y sirva de recordatorio.

El retiro de los guantes y barbijos deben ser realizados de la manera correcta y encargada por los entendidos en salud. Modo de retiro de guantes: 1. Se levanta con dos dedos el borde del guante de la mano opuesta y se retira la mano del guante; 2. Con la mano libre del guante y con el dedo índice se sujeta el borde interno del otro y también se retira la mano hacia atrás.

Tanto los barbijos como los guantes se deben desechar enrollados sin tocar la parte externa expuesta al medio ambiente, depositándolos en el basurero designado específicamente para este material.

//El Pais