«Si yo soy culpable, voy a pagar» afirma detenido por la muerte de Esther

Desde la carceleta de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de la Paz, el principal sospechoso de la muerte de la niña Esther, Zenón Manzaneda Juchani se declaró inocente de haber segado la vida de la pequeña en el barrio de San Luis, en El Alto.

“Yo soy inocente, ayer (martes) me han hecho la prueba de ADN (…). Estoy dando la cara, estoy aquí, si yo soy el culpable, voy a pagar”, sostuvo el sospechoso a la Red Uno y adelantó que se va a conocer la verdad a tiempo de pedir que no se lastime a su familia.

El presunto infanticida manifestó que siempre fue bueno con Yolanda Cavillo, madre de la pequeña, y que se ayudaban mutuamente. Aseguro que incluso el día del crimen de la menor le había dejado diez bolivianos para que él compre carne y cocine.

Cuando se le consultó cuál era su relación con Esther, el detenido manifestó que cocinaban. “Ella ya graneaba el arroz y yo calculaba el agua, nada más, se va a saber la verdad”, indicó.

Explicó al medio televisivo que el día que ocurrió el asesinato de Esther, él se encontraba dentro del domicilio lavando ropa y cocinando, y que como la madre de la menor salía de la casa para vender y dejaba a las pequeñas, él no se percató cuando la niña de nueve años dejó la vivienda.

LEER MÁS  Cochabamba: Aprehenden a hombre de violó a dos hermanas en Colomi

“No sé qué ha pasado, ya no lastimen más a mi familia”, reiteró el sospechoso del crimen.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, quien catalogó a Zenón M. como el “asesino confeso” de la menor de la edad.

La autoridad nacional dijo que en el asesinato de la niña también están implicadas tres personas, aunque no relacionadas con el hecho como tal, pero sí en la fuga del sospechoso.

El comandante nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Flecc), coronal Iván Rojas, informó que el sospechoso la noche del domingo fugó con destino a Potosí y casi inmediatamente regresó a La Paz donde fue aprehendido ayer, martes, a mediodía. Murillo señaló que la intención del hombre era fugar a Perú por Desaguadero.

“Este es el asesino”, afirmó el Ministro de Gobierno al indicar que le sacaron el barbijo “para que todo el pueblo de Bolivia pueda conocer” al “asesino confeso” de la niña de nueve años.

El domingo la niña Esther fue encontrada en una acera de la zona de San Juan de El Alto muerta y ese hecho consternó a la población, pues a un principio se habló, incluso, de que fue violada, pero aún no se conoce con certeza si ocurrió aquello también.

El fiscal coordinador de La Paz, Sergio Bustillos, informó que una niña de 12 años de edad fue testigo del asesinato de Esther y ella habría declarado que dos personas participaron del hecho.

LEER MÁS  Santa Cruz: Sujeto armado se llevó Bs. 19 mil de un banco, iba con traje de bioseguridad

“Hay una menor de 12 años que fue la testigo principal. La misma fue a prestar su declaración ante una psicóloga y ha referido la participación de dos personas de sexo masculino y es por eso que ayer (martes) se aprehendió a dos individuos y al principal sospechoso de este hecho”, dijo Bustillos en un reporte de la red ATB.

Manzaneda fue capturado este martes en la oficina de un abogado, en El Alto. Fuentes oficiales informaron que el jurista y otros dos familiares del sindicado lo encubrieron aún sabiendo que era buscado por la Policía.

“El domingo hemos aprehendido a dos personas comprometidas en el encubrimiento y fuga. Hoy (martes) hemos aprehendido al principal sospechoso y además hemos aprehendido a tres personas adicionales por encubrimiento”, informó ayer el director de la Felcc de El Alto, Wálter Sossa.

//Pagina Siete

Facebook Comments