Bolivia – Argentina podría jugarse con público en el Siles

¿El partido Bolivia-Argentina  puede ser   con al menos 10.000 personas? El asesor del Ministerio de Salud, René Sahonero, advirtió que hay tres requisitos que se deben cumplir  antes de volver  a ver al estadio Hernando Siles con espectadores, en la Eliminatoria.

“Sería lindo que se juegue con público, pero son tres las condiciones para que eso suceda. Primero, que el Gobierno  levante la prohibición de tener espectáculos masivos; segundo, que  la cantidad de casos de coronavirus  vayan disminuyendo y la tercera es que el índice de riesgo municipal de La Paz  baje de alto riesgo  a moderado bajo riesgo”, detalló el especialista.

 Bolivia recibirá a Argentina el 13 de octubre, desde las 16:00, en el estadio Hernando Siles, por la segunda fecha de la clasificatoria sudamericana rumbo a Catar.

Sahonero advirtió que “hay que esperar el decreto mensual para ver cuáles son las condiciones de apertura de las cuarentenas y las prohibiciones, depende de eso. Yo también quiero ver el partido en el Siles, pero tenemos que esperar”. Resaltó que “si hay condiciones, tendría que ser una cantidad que no pase de los 10.000 para tener todas la medidas de seguridad”.

Según los cálculos de Sahonero, por la fecha del parido, “no creo que se pueda. Es muy cercano. No creo que baje la cantidad de infectados. Ojalá se diera esas tres condiciones, pero tenemos que tomar en cuenta que primero es la salud”.

 Mientras tanto, el director del Servicio Departamental de Deportes (Sedede) de La Paz, Fernando Trino,  explicó que pidió a la Federación Boliviana de Fútbol que se negocie la opción de que al menos los abonados puedan ingresar al encuentro entre la Verde y la Albiceleste.

En las eliminatorias mundialistas la Verde comenzará la pelea por la clasificación al Mundial Qatar 2022 el siguiente 09 de octubre cuando enfrente a Brasil en el estadio Arena Corinthians, de San Pablo a partir de las 20:30 (hora boliviana), ese encuentro será a puertas cerradas según confirmó en los pasados días las autoridades del país vecino.

//Pagina Siete