La Paz acoge a un puma que vivía como mascota y mordió a una niña en Cochabamba

Luego de vivir como mascota y morder a una niña mientras jugaba, un puma hembra ingresó ayer al Bioparque Vesty Pakos de La Paz. Fue rescatado de Cochabamba y trasladado al espacio municipal, según informó el director de Empresas, Entidades y Servicios Públicos, Martín Fabbri.

“Recibimos con mucha alegría la llegada de un puma hembra de seis meses de edad; el equipo de veterinarios, nutriólogos y biólogos le realizarán estudios para ver su situación y lo alimentaremos adecuadamente porque comía alimento de perro y sobras de comida casera”, detalló el servidor público.

El responsable de la Unidad de Monitoreo y Control de Tráfico de Vida Silvestre de la Gobernación de Cochabamba, Michael León Chavarría, contó que se conoció del caso el 17 de septiembre cuando denunciaron que el felino mordió a una menor en la zona de Santa Fe del municipio de Puerto Villarroel. Al día siguiente, rescataron al animal y lo llevaron al refugio temporal de Chimboco.

Comentó que se lo encontró en “condiciones deplorables”. “Acá recibirá los cuidados necesarios y estará con un equipo de profesionales”, remarcó Chavarría, mientras acomodaba la caja de madera de metro y medio en que transportaron al puma.

Fabbri explicó que el felino estará un par de meses en cuarentena y luego se lo trasladará a un espacio más grande junto a otros animales de su especie. Anteriormente, otro felino similar, fue encontrado dentro la cocina de un domicilio en Achumani y después de rehabilitarlo, volvió a su hábitat.

//El Deber