Argentina: Golpean a boliviana y le gritan: “Boliviana de m… volvete a tu país”

Año 2020 y todavía existen personas que discriminan a otras por su nacionalidad o color de piel: así fue el caso de una pareja de empleados de una verdulería en la ciudad de Mar del Plata Argentina, que fue protagonista de un episodio fiel al estilo de la película “Relatos Salvajes” cuando un cliente quiso darles una golpiza por estar disconforme con la mercadería que les habían vendido. A pesar de haberles devuelto el dinero, entre golpes e insultos los denigraron, pero todo quedó registrado en las cámaras de seguridad del establecimiento.

El lamentable episodio ocurrio este lunes por la mañana en la verdulería de Avenida Carlos Tejedor al 2076. Según relató Gaby cronica.com.ar, ella y su compañero atendieron al hombre y le explicaron cómo era la modalidad de “autoservicio” en su local: “Él mismo eligió la mercadería, pagó y luego se fue a su auto”, recordó.

Lo que no sabía, es que a los pocos minutos se iba a desatar una escena de terror: “Al rato apareció su mujer, tiró las bolsas al piso y pidió que le devolviéramos la plata ya que ‘la mercadería era una mierda'”. Como Gaby vio que esta persona insultaba a su esposo, intervino: “Le dije que no le íbamos a devolver el dinero si nos faltaba el respeto y tenía ese carácter, que nadie iba a jugar con nuestro trabajo”, contó.

Pero sin la intención de entrar en calma y llegar a un acuerdo, la clienta se puso todavía más violenta y es lo que se puede observar en las imágenes de la cámara de seguridad. “Nos gritó y dijo que no sabíamos trabajar. Como había sido el marido quien eligió la verdura, le dije que viniera él” pero fue en ese instante cuando “comenzaron más los insultos”, por esta razón “me di vuelta para agarrar la plata, se la di y le pedí que se fueran porque eran unos maleducados“, aseguró.

La empleada de la verdulería agarró la cadena de plástico para cerrar el local y “el hombre vino directamente a pegarme a mi”, por esta razón intervino su marido para protegerla.

Las agresiones, “no solo fueron físicas sino también psicológicas” ya que “me amenazaban apuntándome con el dedo y diciéndome ‘boliviana de mierda, volvete a tu país‘”. Ni bien se fueron, llamaron a la policía e hicieron la denuncia en la comisaría 7ma de Mar del Plata.

“Estoy muy mal y nerviosa, solo quiero que le pongan una restricción para que no se acerquen, ni me insulten ni denigren por ser boliviana. Tengo miedo y la dueña del comercio me tuvo que acompañar hasta mi casa”, insistió. Además, Gaby quiso reflexionar acerca de los actos discriminatorios que vive la gente de su nación en el país: “Muchos han venido a trabajar y nada más, pero nos denigran porque piensan que cobramos planes y no es así, trabajamos duro. Hace 8 años que vine sin nada, sin familia y no es justo que nos traten de esa manera”, cerró.

//Cronica.com.ar