“Por favor busco ayuda, no me quiero quedar sin mamá, mi papá mucho le pega”, el grito de auxilio de un niño

Busco ayuda porque mi papá mucho le pega a mi mamá, por favor busco ayuda (…). A los abogados, al presidente, a los policías, busco ayuda porque mi mamá siempre está llorando, rezando. Tengo miedo que algo malo va a pasar”, implora Juan (nombre referencial), un niño de apenas 10 años, que relata que su progenitora sufre violencia intrafamiliar en su vivienda ubicada en el Distrito 8 en Senkata de la ciudad de El Alto.

El pequeño cuenta que su mamá es golpeada de forma constante por su progenitor que incluso la amenaza con asesinarla. Desesperado ante esa situación de violencia, Juan no dudó en buscar ayuda para rescatar a su progenitora.

“Pienso que mi papá otra vuelta le va a pegar. (Él) decía que la va a matar y yo no me quiero quedar sin mamá”, dice llorando.

La historia de Juan se conoció, luego de que el niño enviara un video pidiendo ayuda al sector Yo Periodista de la red Unitel, donde con lágrimas imploró por ayuda para salvar la vida de su madre ante las constantes golpizas que le propinaba su padre.

El hecho fue denunciado y la Defensoría de la Niñez de El Alto realizó un operativo para salvar a Juan y a su mamá.

Tras el rescate, la mamá del niño cuenta que durante nueve años de convivencia que mantuvo con su agresor sufrió maltrato físico, sicológico y económico. Señala que el 2017, tras una golpiza que casi acaba con su vida lo denunció ante las autoridades policiales, pero ante las amenazas de su agresor de arrebatarle a su retoño desistió de la demanda.

“Me agredía psicológicamente, me golpeaba, me ha roto la nariz. Me amenazaba con quitarme a mi hijo, cuando le pedía dinero me amenazaba con quitarme a mi pequeño, es una persona muy agresiva”, remarca.

El funcionario de la Defensoría de la Niñez, Daniel Apaza, señala que el menor fue testigo de la violencia que sufría su madre a lo largo de los años. Agrega que uno de los mayores temores de Juan es perder a su mamá.

“Él tiene el temor de que vuelvan a agredir a su mamá (…). Tiene miedo a perder a su madre porque era testigo de la violencia que vivía su mamá”, señala, a tiempo de anunciar que se apoyará a la familia con terapias psicológica para superar el miedo y el trauma que les dejo los constantes hechos de maltrato.

En lo que va del año, el Servicio Legal Integral Municipal (SLIM) de la Alcaldía de El Alto atendió 1.156 casos de violencia contra la mujer por parte de sus parejas. La mayor cantidad de denuncias de abuso a las féminas corresponden a casos de violencia psicológica y física, tipificaciones que predominaron durante la pandemia, etapa en la que se aumentaron las barreras que dificultaron la solicitud de ayuda y la denuncia respectiva.

De acuerdo al municipio, la mayoría de las denuncias de violencia en la urbe alteña fueron hechas por mujeres que se encuentran entre las edades de 25 a 35 años.

//ANF