Arce: “Así como hemos aguantado un Gobierno de facto, hoy nos toca resistir el coronavirus”

El presidente Luis Arce reiteró este sábado que la población debe “aguantar” la segunda ola del Covid-19. Ahora comparó la actual situación con la “resistencia” que existió durante el “Gobierno de facto” de Jeanine Áñez.

Durante la posesión del nuevo ministro de Salud, Jeyson Auza, el jefe de Estado consideró falso que la solución pase por una cuarentena dinámica, enfatizando que su administración aplica una medida estructural, que pasa por garantizar la provisión de vacunas.

“Así como nosotros hemos aguantado un Gobierno de facto, hemos resistido un Gobierno de facto hasta recuperar la democracia, hoy nos toca aguantar y resistir el coronavirus hasta vencer y recuperar la salud para el pueblo boliviano”, señaló el titular.

Dijo que aguantar “ahora significa aplicar la estrategia de una vez por todas”, que consiste en la entrega de test a las instancias subnacionales. “aguantar no significa encerrar a los bolivianos en cuarentena rígida, sacar militares y policías a supuestamente defender a la población, aguantar significa resistir a este embate de esta nueva ola, pero no resistir sin una estrategia que la venimos anunciando hace mucho tiempo”, acotó.

Lamentó que el ahora exministro Édgar Pozo, por motivos de salud, no participara de reuniones programadas, ocasionando que se generaran “reacciones equivocadas por parte de algunos (sectores) de médicos”.

“Nos hemos sentado, nos hemos reunido con los gobernadores y alcaldes, les hemos manifestado que nosotros no queremos un show político, de hacer teatro, a nosotros no nos interesa el teatro ni las cámaras sino la verdadera solución a los problemas y no vamos a escatimar hasta que el pueblo cuente con todo lo necesario para resolver este problema”, subrayó el mandatario.

El país actualmente vive el rebrote del mal, que alcanzó en la víspera un récord de nuevos contagios, con 2.573 pacientes y 41 fallecidos, siendo Santa Cruz y La Paz los departamentos donde más se propaga el virus.

//El Deber