«Gringo» Gonzales revela que su última charla con Evo fue noche antes de su renuncia

El periodista y expresidente del Senado José Alberto “Gringo” Gonzales retornó ayer a los medios de comunicación, tras un largo paso por la política y una trayectoria por las filas del MAS.

La exautoridad dijo que la política “no lo hacía feliz”, y fue en noviembre de 2019 la última vez en la que tuvo la oportunidad de comunicarse con el expresidente Evo Morales, la noche antes de su renuncia, es decir, el 9 de noviembre.

Morales renunció a la Presidencia el 10 de ese mes, tras 21 días de protestas y paro cívico indefinido en rechazo a los resultados electorales de 2019 y el presunto fraude electoral.

“Yo sigo sintiendo un gran respeto y afecto por Evo, lo quiero como un hermano, ha hecho un gran trabajo como presidente de Bolivia. La opinión personal que tengo es que ha sido el mejor presidente de Bolivia, pero hace un año y algo más que no hablo con él, como tampoco he hablado con Luis Arce. No los he buscado y ellos tampoco me han buscado”, dijo el “Gringo” Gonzales a Radio Fides.

Sin embargo, la exautoridad de la Cámara Alta no dio detalles acerca de esa última conversación con el entonces Presidente del Estado.

De “machismo vergonzoso” tildan comentario de Gringo
el 18 de diciembre del 2005, Gonzales decidió vestirse de pollera

Gonzales fue secretario privado del expresidente, cónsul en Argentina (2009); embajador en Brasil en 2010, senador del partido liderado por Morales, y llegó a ser presidente del Senado y representante de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

//Pagina Siete