Niño cumple su sueño y entrena con el equipo Santo

El preparador de arqueros de San José, Nery Quintana, invitó a Rodrigo, un niño que vendía bolos (helados) para participar de una sesión de entrenamientos y quedó sorprendido por el talento del infante. Nadie le quitaba la sonrisa y la alegría al joven porterito, ya que tuvo uno de los días más felices de su vida.

Con unas abarcas de calzado, vestido con pantalón oscuro, chompa y un chulo de lana en la cabeza, Rodrigo vivió un martes distinto. Mientras ofrecía sus bolos, se animó a participar de la invitación que le hizo el profesor Quintana y mostró sus dotes de arquero.

“¡Vamos, vamos, dale papá, eso! ¡qué arquerazo!”, eran las palabras motivadoras del profesor Quintana, mientras Rodrigo se lanzaba sobre el balón.

“No hay nada imposible, todos los días viene a vender bolos y además es un arquerazo”, expresó Quintana, quien además le compró todos los bolos que vendía el pequeño y talentoso Rodrigo.

El gesto del entrenador de arqueros fue difundido, a través de un video, por las redes sociales y varias personas se expresaron dispuestas a regalar botines, guantes y ropa deportiva a Rodrigo.

 

//La Patria