Quién es y cómo vivía el asesino confeso de cuatro mujeres en Tres Arroyos, Villa Tunari

La comunidad de Tres Arroyos en Villa Tunari no sale de su asombro tras la muerte de cuatro mujeres que fueron enterradas en la misma zona tras ser asesinadas violentamente. Omar Fernández Herrada se declaró autor de los cuatro asesinatos y las autoridades han empezado a reconstruir cómo cometió los crímenes.

Fernández Herrada tiene 27 años y vivía en una precaria casa de dos cuartos hasta donde llevaba a las víctimas en primera instancia, las investigaciones señalan que las agresiones sexuales y las torturas se realizaban en este lugar.

Las cuatro víctimas no eran desconocidas para el asesino, la fiscal departamental de Cochabamba, Nuria Gonzales, explica: “las conocía y ellas no han desconfiado del autor porque no era una persona extraña, era una persona de su círculo, de su comunidad e inclusive próxima a la familia de las víctimas”.

La gente que lo conocía señala que Fernández Herrada era una persona amable, pero cerrada y callada. En la habitación en la que se sospecha llevaba a sus víctimas se encontraron peluches y otros regalos con los que se cree seducía a sus víctimas.

En la vivienda, ahora abandonada porque su dueño está en la cárcel, se hallaron prendas íntimas de mujeres que se investiga si pertenecen a las víctimas u otras personas desaparecidas.

Las mujeres no eran asesinadas ahí, según las autoridades las mujeres eran llevadas recorrían una larga senda de un kilómetro monte adentro, donde finalmente eran asesinadas.

Otras dos personas están investigadas en este caso y se sospecha que también participaron de las agresiones y muerte de las jóvenes, desaparecidas entre 2017 y 2020. Todas fueron encontradas atadas de manos y pies y dentro de una bolsa de yute.

Pobladores cuentan que los implicados eran vistos en reuniones de la comunidad y sindicatos e incluso se ofrecieron a colaborar en la búsqueda de las mujeres desaparecidas sin imaginar que entre ellos estaban los autores de los crímenes.

La Policía no ha cerrado el caso, no descartan la participación de otras personas y el hallazgo de más cuerpos. También se investiga si Fernández Herrada está protegiendo a otras personas al culparse de todos los crímenes.

Fernández Herrada cumple una sentencia de 30 años de cárcel tras someterse a un proceso abreviado por la muerte de Mónica Olmos, que fue la primera de las víctimas halladas. Luego aseguró ser el responsable de la muerte de: Nayerli Lisarazú (las dos desaparecidas a finales de 2020), Beatriz García (desaparecida en 2018) y Margarita Rodríguez (desaparecida en 2017).

//Unitel

 

Comparte esta noticia en: