Caso Vilma: Fiscal tuvo conocimiento de dos denuncias contra el feminicida

El 21 de marzo de 2021, Marcelino Martínez Arena, asesino de su expareja Vilma Flores Zurita fue denunciado en dos oportunidades en el módulo policial de la Radial 17 1/2, una por violencia familiar y doméstica y la segunda por lesiones graves y leves tras protagonizar un escándalo dentro su seno familiar.

Pese a las agravantes contra el agresor y un rostro marcado con hematomas, el fiscal Félix Gerardo Balderas Arteaga, le otorgó su libertad tras cumplir sus ocho horas de arresto argumentando que las víctimas no presentaron informe sicológico ni forense para aprehenderlo.

Una denuncia fue presentada por Vilma Flores quien hace un relato que tuvo discusiones con el padre de sus dos hijas porque este andaba diciendo que todavía era su mujer y ella le reclamó que no lo era porque hace un año que no vivían juntos.

En ese interín, ambos sostuvieron una discusión y Marcelino bajo efectos del alcohol, la bajo a empujones de su habitación en presencia de su madre Lucia Zurita Ovando quien al tratar de mediar resultó con un golpe en el rostro que la dejó inconsciente.

La madre de Vilma, molesta por la agresión, golpeo con un palo de escoba a su ex yerno y luego se retiró a su habitación dejando a la pareja discutiendo en el patio. Unos transeúntes que caminaban por la calle reclamaron a Marcelino del porque agredía a su mujer y salieron en su defensa.

Sin embargo este, los amenazó con meterlos preso a todos. Aquel día la mujer llamo a la policía para denunciarlo que su expareja la agarro del cuello y la intento asfixiar.

La segunda denuncia fue presentada por su exsuegra, Lucia Zurita Ovando por ser agredida físicamente por Marcelino quien intentaba llevarse a sus nietos en estado de ebriedad.

Catorce días después Marcelino compró un cuchillo carnicero y persiguió a la mujer hasta el supermercado Hipermaxi del 4to anillo avenida doble vía a La Guardia, donde de manera violenta la interceptó y le cortó el cuello en su intención de cercenarle la cabeza, según mostraron las cámaras de vigilancia.

Las autoridades del Ministerio Público se descargaron en sentido que se actuó conforme a ley otorgando una orden de alejamiento contra el feminicida para que abandone la vivienda. Sin embargo, la orden nunca fue cumplida y el desenlace fue fatal contra Vilma quien murió cruelmente asesinada.

A la fecha ninguna autoridad esta siendo investigada pese al anuncio del fiscal de distrito Roger Mariaca de iniciar una investigación para establecer responsabilidades.

//El Dia

 

Comparte esta noticia en: