Crónica de una fuga anunciada: El feminicida sentenciado burló a la justicia y escapó

Omar Alejandro Ordoñez Arias, miembro de la peligrosa pandilla “Wander Rap”, fue quien mató cruelmente a María del Carmen Carballo Reyes el 13 de marzo de 2016.

El sentenciado junto a su grupo, violó y mató a la colegiala, que era su enamorada, en un rito de iniciación. Este atroz crimen fue presenciado por 21 pandilleros de entre 14 y 23 años. Todos fueron aprehendidos y procesados, pero 11 eran menores de edad y cumplieron su sanción en el centro de infractores. Los que participaron del feminicidio eran mayores de edad.

Red Uno_ Pilar Reyes aseguró que jamás se cansará de pedir justicia (En su vivienda).

El 31 de agosto de 2017, en un juicio oral, el enamorado de la víctima, Omar Alejandro Ordoñez Avilés fue hallado culpable del delito de feminicidio y condenado a 30 años sin derecho a indulto en el penal de El Abra.

Pasaron casi cinco años desde que se leyó la sentencia condenatoria contra los pandilleros, y hasta el momento ese fallo no ha sido ejecutoriado en Sucre. Por ello, Omar Alejandro Ordoñez solicitó la cesación de su detención ante jueces, pero ellos le negaron su salida.

Apeló la decisión y la vocal de la Sala Penal 1, Mirtha Mabel Montaño, decidió otorgarle la posibilidad de salir del penal El Abra en cuanto cumpla con los siguientes requisitos: el pago de una fianza de 100.000 bolivianos, que se presente cada lunes a la Fiscalía para firmar el cuaderno y el registro biométrico, que tramite su arraigo, que no se acerque a la familia de la víctima ni a los testigos y peritos, que no consuma alcohol ni porte armas.

El 25 de marzo Montaño ordenó la libertad del condenado en una audiencia, a pesar de que Ordóñez ya tenía una condena de 30 años de cárcel. La vocal ordenó pagar una fianza de 100 mil bolivianos y envió a su casa al feminicida, sin ningún custodio.

Pilar Reyes denunció que su familia era amenazada y constantemente hostigada, sus hijos y esposo dejaron su hogar ante el riesgo de sufrir represalias por parte de esta peligrosa pandilla.

Pilar quedó sola con su pequeño hijo de siete años, continúo buscando justicia. Durante esta jornada Montaño revocó la libertad de Omar pero el fallo llegó tarde, porque el principal feminicida se escapó.

Red Uno_ Pilar Reyes madre de la víctima de feminicidio se crucificó.

“No puedo entender lo que pasó, no importa que haya escapado continuaré buscando justicia, por mi hija. ¿Qué más debo hacer para que me escuchen? Quiero justicia para mi hija”, indicó Pilar cuando se crucificaba en puertas del juzgado.

//Red Uno

 

Comparte esta noticia en: