En el MAS-Tarija indagan cuál de sus asambleístas votó en contra de la línea partidaria

La intriga surge tras la elección de directiva en la Asamblea Departamental. Foto: ALDT.

Surgió una misterio en el Movimiento al Socialismo (MAS) en Tarija. Esto debido a que se ha constatado que un asambleísta departamental de filas azules votó en contra de la posición partidaria en la elección de directiva. Ahora se indaga quién fue y se busca explicaciones.

En la elección de la Presidencia de la Asamblea Departamental de Tarija, el bloque del gobernador Óscar Montes, opositor al MAS, decidió apoyar a un asambleísta de la bancada indígena para asumir el cargo, el guaraní Nicolás Montero, para garantizar la gobernabilidad.

Con votación secreta, Montero logró 18 de los 30 votos de asambleístas, mientras que el candidato del MAS a la Presidencia de la Asamblea logró sólo 12, según reportaron medios tarijeños.

Causó extrañeza en las filas del MAS que su candidato sólo había recibido 12 votos, cuando su bancada está compuesta por 13 asambleístas. Entonces, se produjo una indagación interna para conocer quién era el legislador que dio la espalda a la línea partidaria.

El asambleísta del MAS, Oswaldo Yucra, indicó que el tema se analizaría en la bancada. Indicó que no esperaban el apoyo de los pueblos indígenas a Óscar Montes, según reporte del periodista Mario Fernández de la Red ERBOL.

Señaló que el estatuto establece las sanciones que se deberían aplicar en este tema.

Posteriormente, la jefa de bancada del MAS, Juanita Miranda, negó los rumores de que la asambleísta Marina Hoyos haya sido quien votó en contra de la línea partidaria.

Miranda aseguró que ya sabe quién es la asambleísta –se refirió a ella en género feminino- que votó en contra del MAS, pero que no revelaría el nombre por ética.

Anunció que se pedirá explicaciones a esa asambleísta sobre su posición, aunque consideró que ese voto habría sido motivado por apoyar a un indígena para que presida la Asamblea.

Consultada de cómo identificó a dicha asambleísta siendo que el voto era secreto, la jefa de bancada señaló que hay “lealtad entre los compañeros” y que “de una u otra manera” pudo cerciorarse.

No quiso adelantar si habrá sanciones y aclaró que el MAS no tiene la actitud de rencillas ni venganza, sino busca trabajar y proponer.

//Erbol

 

Comparte esta noticia en: