Madre de víctima se crucifica tras la fuga del feminicida de su hija que fue liberado por una vocal

Pilar Reyes, madre de víctima de un feminicidio en Cliza, se crucificó hoy en las puertas de TDJ. (Alejandro Orellana)

Pilar Reyes, madre de María del Carmen Carballo, la adolescente que fue violada y asesinada por miembros de la pandilla Wander Rap, una de las más peligrosas de Cliza en marzo de 2016, se crucificó hoy en las verjas de ingreso al Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba en demanda de justicia, después de conocerse que el pandillero Omar Alejandro Ordoñez Arias se diera a la fuga tras ser liberado por la vocal Mirtha Montaño.

La medida extrema fue determinada después de confirmarse la fuga de Ordoñez Arias, quien salió de la cárcel tras emitirse una resolución de cesación de la detención preventiva, elaborada por la vocal Mirtha Montaño.

Reyes recibió amenazas constantes de muerte, durante el proceso judicial contra el pandillero. Hoy tiene temor de que Ordoñez Arias cumpla su amenaza de matarla y pide ayuda a la población para proteger a sus hijos.

El colectivo Mujeres de Fuego se unió hoy a las protestas contra la vocal Mirtha Montaño y anunció que no cesará en las manifestaciones en las calles para sancionar a los responsables de la liberación de un feminicida sentenciado.

Pilar Reyes, madre de víctima de un feminicidio en Cliza, se crucificó hoy en las puertas de TDJ. (Alejandro Orellana)
Pilar Reyes, madre de víctima de un feminicidio en Cliza, se crucificó hoy en las puertas de TDJ. (Alejandro Orellana)

//Opinion

 

Comparte esta noticia en: