Cinco hechos armaron el «cuadrilátero» para la pelea en la ALP

Desde la convocatoria a la sesión en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), al menos cinco hechos armaron el “cuadrilátero” en el Hemiciclo de la Cámara de Diputados, donde la sesión de interpelación al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, terminó en una trifulca entre oficialistas y opositores.

Todo comenzó con el llamado a la sesión, a la que siguieron anuncios en redes, tuits del ministro Del Castillo, un encuentro de la bancada oficialista previo a su interpelación y la presencia de las víctimas de Sacaba y Senkata a la reunión parlamentaria, una serie de acontecimientos que terminaron en un bochorno.

El Ministro de Gobierno fue convocado a la ALP para que explique la detención de la expresidenta Jeanine Añez, pero entre gritos, insultos y acusaciones, la sesión fue interrumpida por una riña entre los legisladores de Creemos y del Movimiento Al Socialismo (MAS), Henry Montero y Gabriel Colque, respectivamente, quienes intercambiaron puñetazos, patadas y empujones en el hemiciclo.

Los hechos que terminaron en el bochorno

Al parecer, la riña comenzó a gestarse el anterior viernes, cuando se conoció de la interpelación al titular de la cartera de Gobierno. Del Castillo, al igual que su homólogo de Justicia, Iván Lima, fue convocado ante la ALP para responder por la detención de la expresidenta. La convocatoria para la sesión fue publicada y difundida el lunes de esta semana.

“Se convoca a las senadoras, senadores; diputadas y diputados de la ALP a la instalación de la sexta sesión ordinaria, a realizarse el martes 8 de junio a horas 14:00, en el Hemiciclo de la Cámara de Diputados con el siguiente orden del día: (…): Interpelación al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, con relación a la detención de (la expresidenta) Jeanine Añez”, se lee en la convocatoria.

Ese mismo lunes, mediante, a través de un hilo de mensajes en su cuenta de Twitter, Del Castillo anunció que sería llamado ante el pleno del Legislativo para responder por la detención de la exmandataria interina; petición realizada por la oposición en el Parlamento.

“¡Mañana (martes), de la mano de la verdad histórica y del pueblo, estaremos presentes!”, dice el tercero de los tuits del Ministro publicados el lunes.

Más tarde llamó la atención que a tan sólo horas de ser interpelado, Del Castillo dio a conocer —también mediante su cuenta de Twitter— que se reunió con parlamentarios oficialistas, en instalaciones de Vicepresidencia.

“En estos momentos, en instalaciones de la Vicepresidencia en reunión con nuestros hermanos y hermanas asambleístas… #NoEsVenganzaEsJusticia”, tuiteó Del Castillo, la mañana del martes.

Unos minutos después de esa publicación se presentaron en Plaza Murillo las víctimas de los hechos de violencia de 2019 en Senkata y Sacaba, quienes instalaron una “vigilia” durante toda la interpelación, desde el momento de la llegada del Ministro de Gobierno al Congreso.

Entonces los ánimos comenzaron a caldearse y las personas que se congregaron en el centro político del país impidieron la salida del senador Henry Montero (Creemos) del Parlamento.

En el hemiciclo, el Ministro tomó la palabra y a viva voz acusó a los opositores de ser “cómplices” del supuesto golpe de Estado y del “saqueo” de las arcas públicas, por los hechos de corrupción que son investigados.

Fue así que carteles alusivos a los hechos de 2019, gritos e insultos anticiparon lo que a esas alturas ya era inevitable, que los legisladores pasen de las discusiones a los puños.

Montero y Colque se fueron a las manos, y desde uno y otro bando aprovecharon para tirarse de los cabellos, repartir golpes disimulados y empellones,

Esta fue la segunda interpelación de la semana en la que se habló de la expresidenta Añez y tanto Lima como Del Castillo defendieron la teoría del “golpe de Estado”.

//Pagina Siete

 

Comparte esta noticia en: