Para la Bancada de Creemos el ministro de Gobierno preparó “las provocaciones”

La bochornosa pelea ocurrida ayer en la Asamblea Legislativa Plurinacional continúa levantando polvareda con un cruce de acusaciones entre las bancadas oficialistas y opositoras. La interpelación al Ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, se enturbió por los gritos, insultos y golpes.

Todos los frentes lamentan los hechos, pero dedican más tiempo a identificar a los culpables que ha repudiar la violencia que se desató durante la sesión.

La Bancada de Creemos ofreció una conferencia de prensa la mañana de este miércoles en la Brigada Parlamentaria. El diputado Walthy Eguez resume la interpelación como “un ataque planificado” por parte del Movimiento Al Socialismo (MAS), que se dedicó a “provocar a los opositores para luego ir a los medios como víctimas”.

Desde la perspectiva de Creemos, los parlamentarios del MAS insultaron y agredieron constantemente a los interpelantes. Eguez apunta más alto y afirma que fue el propio ministro quien “preparó el escenario para un clima de violencia” y “trató a la oposición de criminal y delincuente”.

La bancada parlamentaria enfatiza su postura en la cámara legislativa y “le decimos al MAS que, como Creemos, le vamos a responder en todos los escenarios”.

Su colega de bancada, Richard Rivera, lamentó la actitud del ministro que “se pasó de sinvergüenza y cínico”. Al igual que manifestaron otros parlamentarios, Rivera considera que el MAS “buscan cubrirse para que no veamos las falencias que tienen”.

Según su versión, los incidentes forman parte de una cortina de humo propiciada por la bancada oficialista para ocultar “la falta de un plan de emergencia y de vacunación por parte de un gobierno inoperante”, corroboró Eguez.

El MAS culpa a Creemos

El diputado del MAS, Anyelo Céspedes, se refirió a la abrupta sesión parlamentario de ayer en el programa “Influyentes” de EL DEBER Radio. Céspedes acusó en todo momento a los representantes de Creemos como los responsables de la violencia desatada. “Cuando se acaba la razón, comienza a actuar la violencia”.

Recomendó a los asambleístas opositores preparar mejor sus preguntas durante las interpelaciones para no “hacernos perder el tiempo”. Además, desvirtuó las afirmaciones de los opositores sobre la errática actuación del Gobierno durante la crisis sanitaria.

“Es momento de unirse los tres niveles (de gobierno) para proponer soluciones a los problemas que se suscitan por la crisis sanitaria”, aseguró. Y dejó su sello particular al cuestionar la falta de voluntad de la Gobernación para instalar una fábrica de oxígeno en el departamento en lugar de “reclamar por vacunas”, que ya llegarán la próxima semana.

En el mismo programa radial participó María José Salazar, diputada de Comunidad Ciudadana. La asambleísta lamentó la violencia desatada puesto que “nuestra propuesta política se sustenta en la lucha no violenta”.

Salazar coincide con Creemos y destaca la disparidad de fuerzas en la Asamblea donde la gran mayoría que representa el MAS se dedica a hostigar, agredir y amenazar la labor de los opositores.

//EL Deber

 

Comparte esta noticia en: