Embarazada de gemelos que murió en accidente, quería ser profesora para ayudar a niños de su comunidad

Teresa Bautista Impa, la joven madre de 31 años que estaba embarazada de gemelos y que murió en un accidente en Cuatro Cañadas, soñaba con tener en sus brazos a sus gemelos. Ella es recordada por su solidaridad y porque se había propuesto ser profesora para colaborar a los niños de la comunidad 26 de Agosto, donde había nacido. Su esposo, también está muy delicado por las fracturas que tiene, su pronóstico es reservado.

Quería ser profesora para ayudar a los niños del pueblo. A mi hermana siempre la voy a recordar como una buena madre, una buena persona, que me ayudaba en todo”, recordó una de las hermanas de Teresa.

El deceso de esta madre de cuatro niños, tres mujeres y un varón, se produjo la madrugada del martes, cuando era trasladada por su esposo, Simón Saavedra a un centro de salud en Cuatro Cañadas, pues ya tenía los dolores del parto.

El ‘torito’, una moto de tres ruedas, en el que su esposo la transportaba hacia un hospital fue impactado de repente por una camioneta blanca. El accidente la dejó muy malherida y estaba siendo auxiliada a un centro de salud para su atención en Emergencias; sin embargo, perdió la vida en el camino.

Los vecinos de Teresa no pueden creer que ya no volverán a verla jugando con sus pequeños en el parque de la comunidad 26 de Agosto, donde ella había nacido.

Teresa esperaba con muchas ansias a sus dos gemelos que iban a ampliar su familia a ocho integrantes. Unas horas antes de su accidente, el domingo, ella se había reunido con familiares y amigos para celebrar lo que iba a ser la llegada de sus retoños.

Lo que más pena me da son mis sobrinos, los han dejado  solos tan chiquitos y ella se fue con sus bebés”, se lamenta la hermana de Teresa, quien además pide a la justicia que ordene al culpable de la muerte que ayude a los pequeños que han quedado huérfanos.

“Que se haga cargo de todo y que no salga”, señaló la mujer.

El esposo de Teresa, Simón Saavedra, también lucha por su vida, pues producto del accidente tiene fracturas en sus extremidades y  su pronóstico es reservado.

//Unitel

Comparte esta noticia en: