Fabiola, Miss Cochabamba 2021: “Es un orgullo llevar este título y sé que es una gran responsabilidad”

La nueva representante de la belleza cochabambina es Fabiola Montaño, una joven empresaria de 28 años licenciada en Diseño Gráfico. Designada este año como Miss Cochabamba, Fabiola fue coronada la noche del jueves 8 de julio, en un evento íntimo y con poco público debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus.

La nueva soberana se describe como una mujer emprendedora, extrovertida, decidida, luchadora, hiperactiva, sencilla y muy amiguera. Domina cuatro idiomas: castellano, inglés, portugués y francés; lo que con seguridad hace más placenteros sus viajes, pues a Fabiola le encanta viajar.

Fabiola junto a su familia. | Hernán Andia

Además, toca el piano desde sus ocho años, practica atletismo y yoga. Este último la acercó a llevar un estilo de vida consciente y a hacerse fanática de todo lo natural. Su mayor meta es hacer crecer sus empresas Divergente y Colibrí, pero siempre encuentra nuevos retos y los alcanza dando lo mejor de ella.

En esta entrevista, la multifacética Miss Cochabamba 2021, quien también fue Miss Feria 2015, Reina Caporales San Simón 2016 y Reina del Carnaval de Cochabamba 2016, cuenta cómo se siente con el título y cómo será su año de reinado en un contexto pandémico.

—Este año, la organización decidió elegir a las nuevas representantes cochabambinas por designación, ¿cómo te sientes con el título de Miss Cochabamba?

—Primero que nada, me siento inmensamente agradecida con Dios por darme esta oportunidad, y también con Élite Company. Es un orgullo llevar este título y sé que es una gran responsabilidad. Si bien fue un certamen distinto, estoy segura de que las tres mujeres que fuimos escogidas tenemos mucho potencial y todas las ganas y la preparación para representar a nuestro departamento de la mejor manera. Soy una cochabambina que ama a su gente y siempre intento aportar con un granito de arena en distintas causas.

—Ya fuiste anteriormente reina de belleza. ¿Estaba en tus planes ser Miss Cochabamba?

—Hace tres años que creamos Divergente, un estudio de diseño y publicidad con mi hermana, y hace un año creamos Colibrí, una tienda de artículos personalizados con ventas a nivel nacional. Estuve muy enfocada en mis empresas y dejé de lado el tema del modelaje, fue una sorpresa recibir la invitación para postularme y me sentí muy feliz, porque realmente no estaba en mis planes.

Al principio, dudé un poco, porque tenía miedo descuidar mis empresas, pero me encantan los retos, así que decidí animarme y participar de las entrevistas. Nos informaron que se evaluarían perfiles de mujeres muy completas en todos los aspectos, ya que, como vemos, las representantes de los concursos internacionales son mujeres increíblemente preparadas.

Me siento muy comprometida con el título que se me asignó y tengo muchos proyectos sociales que deseo llevar a cabo, por eso me siento muy afortunada y sé que daré lo mejor de mí.

—¿Qué significa para ti llevar la corona de Miss Cochabamba?

—Es un honor. Mi propósito es que todos los cochabambinos sientan que los represento de la mejor manera, que se sientan identificados conmigo, quiero que este nuevo título no se trate sólo de la corona, sino que también pueda aportar de manera positiva con la sociedad; hablar sobre temas que muchas mujeres no se animan a tocar, hablar sobre las dificultades que pasé como adolescente y mostrar que todo comienza cuando aprendemos a ser amables con nosotras mismas y amarnos como somos. Siento que ahora vivimos en un mundo en el que todo se volvió muy superficial y esto está afectando a muchas adolescentes, por eso quiero hablar sobre mi experiencia.

Busco incentivar a otras personas a formar parte de distintos voluntariados, así como mi mamá lo hizo conmigo, y espero cambiar algunos conceptos negativos que muchos tienen de un reinado. Les aseguro que daré el 100 por ciento de mi capacidad para hacerlos sentir orgullosos, no sólo en el Miss Bolivia, sino también en mi año de reinado.

—Estos últimos años, los certámenes de belleza han buscado impulsar las causas sociales, ¿qué importancia tiene para ti esta actividad?

—Ésa fue una la razones que más llamaron mi atención. El ser más “humanos” nos fortalece como sociedad, por eso creo que todos deberían participar de distintas actividades sociales. Mientras no veamos distintas realidades, es difícil comprender lo que el otro siente o los problemas por lo que está pasando, por eso creo que la empatía debe crecer.

Cuando viví en Bélgica, durante un año de intercambio, era obligatorio hacer trabajo social por 100 horas en el colegio que estaba y creo que eso es algo que se debería implementar en Bolivia. A veces vivimos tan metidos en nuestra burbuja que no vemos la realidad de otras personas; debemos salir de nuestra zona de confort y ayudar a los que más necesitan.

Nosotras, como misses, debemos aprovechar todas las plataformas para aportar con un granito de arena a distintas causas y motivar a que todos se sumen a distintos proyectos.

//Los Tiempos

Comparte esta noticia en: