Un militar murió abrazando a su hijo en un cuartel

La vivienda está ubicada en el Regimiento Ingavi

El suboficial Christian Blacutt Coca murió abrazando a su hijo Thiago, de cuatro años de edad, para protegerlo de un incendio registrado en su vivienda en el Regimiento de Caballería Ingavi en El Alto;  sin embargo, ambos fallecieron y sus restos fueron sepultados en el Cementerio General.

“Ha sido un héroe”, refirieron los familiares de la víctima, recordando que el uniformado había rescatado del fuego a su esposa y a sus otros dos hijos, pero en el intento de salvar a su tercer hijo  perdió el conocimiento a causa del humo y sólo le quedó abrazar al menor para protegerlo con su cuerpo de las llamas, pero fallecieron ambos.

Algunos familiares   mencionaron que el suboficial  era una persona ejemplar y muy respetuoso, tenía el sueño de que sus tres hijos también se encaminen en la vida militar.

El uniformado, su esposa y sus tres hijos habitaban en el sector de las viviendas del cuartel Ingavi  desde hace cuatro años, su hogar estaba construido sobre todo con madera. Cerca de la medianoche del lunes se habría registrado un cortocircuito eléctrico lo que habría generado el fuego.

“Era una vivienda prefabricada con material altamente combustible. Hemos realizado el registro del lugar del hecho, se han  colectado muestras para poder determinar las probables causas del incendio”, informó a Página Siete Marco Navia, director departamental de Bomberos.

Se presume que un cortocircuito eléctrico fue la causa del incendio y también habría coadyuvado una garrafa de gas que había en el lugar, para la expansión del fuego.

“Recomendar a la población que realice  la verificación y la inspección de todo su  sistema eléctrico con personal calificado, para evitar que se produzca una situación de éstas. Además en cuanto se refiere al manejo de GLP es recomendable cambiar el tubo flexible por lo menos una vez cada seis meses”, manifestó Navia.

Familiares de las víctimas señalaron que las viviendas están en condiciones precarias;  por ello, pidieron al Gobierno y a las autoridades del Ejército se hagan arreglos a  esos ambientes.

Por su parte,  el Comando del Ejército anunció  que  realizará un ascenso póstumo del suboficial y brindará colaboración a la familia del suboficial.

El viceministro de Justicia, César Siles, informó que harán seguimiento al caso y brindarán asesoramiento legal para que no haya retardación en la investigación.

“La Fiscalía ha tomado cartas en el asunto, nos vamos a constituir en parte del proceso”, refirió la autoridad.

Asimismo,  el diputado Renán Cabezas, del Movimiento Al Socialismo (MAS),  comprometió que dará seguimiento al caso y anunció que hará una petición de informe al Ministerio de Defensa para que explique las condiciones de habitabilidad de las viviendas del Regimiento  de Caballería Ingavi .

//Pagina Siete

Comparte esta noticia en: