Discutió con su esposo y abandono a su bebé en una carpa precaria en Yapacaní

Una precaria carpa para guardar herramientas fue el lugar donde abandonaron a un bebé de unos dos meses de edad. Unos trabajadores que realizaban labores en una propiedad privada, ubicada en el km 9 hacia la faja norte (plan 200) de Yapacaní, encontraron a la criatura llorando en la carpa improvisada que tenían para guardar sus materiales de trabajo.

Los trabajadores comentaron que salieron almorzar al promediar las 12:30 del miércoles y que a su retorno encontraron al bebé. El pequeño estaba bien abrigado, es decir, usaba chulo y guantes y estaba envuelto en un aguayo.

El llanto del niño asustó a los trabajadores, quienes de inmediato llamaron a la Policía. Los efectivos se hicieron presente e indicaron que, aparentemente el bebé está en buen estado de salud. Fue entregado a la Defensoría.

“Cuando llegamos, el bebé estaba ahogado en llanto, pero tenía un biberón con un poco de leche, le dimos y eso lo tranquilizó. Me dio pena porque tengo un hijo pequeño y no puedo entender cómo pueden abandonar a un bebé”, expresó emocionado el suboficial Germán Cusi Copa.

Los efectivos trasladaron al bebé al Comando policial de Yapacaní para posteriormente entregarlo a la Defensoría de la Niñez.

En horas de la noche, los padres del pequeño acudieron a la Defensoría de la Niñez para reclamar al niño. Indicaron que luego de una discusión con su esposo, la madre tomó al niño y lo dejó en la carpa.

LEER MÁS  Universitario reportado como desaparecido fue encontrado bebiendo con sus amigos

“Se está brindando orientación a los padres para que esta conducta no se repita, además se ha citado a los familiares de ambos padres del niño“, explicó la asesora legal de la Defensoría de la Niñez, Zulema Tórrez, con  respecto a las tareas de evaluación al entorno familiar del bebe abandonado, quien todavía se encuentra en el hogar de acogida del municipio de Yapacaní.

//El Deber /Fotos: Soledad Prado

Comparte esta noticia en: