Fallece Álvaro Andrade, el perito que denunció irregularidades de elecciones 2019

El gerente de la epmpresa Ethical Hacking, Álvaro Andrade. | ABI

El director de la empresa Ethical Hacking Consultores, el boliviano, Álvaro Andrade, falleció en la ciudad de Panamá y su desaparición fue rápidamente compartida por internautas vinculados al mundo digital. Esta empresa fue una de las dos que contrató el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en 2019 para blindar la seguridad de esos comicios que luego fueron anulados.

“Mis sentidas condolencias para la Flia Andrade – Sejas por el deceso de su Amado hijo, Álvaro Andrade Sejas, un sobrino de la familia militar a quien muchos jefes y oficiales lo quisimos mucho. Hasta pronto Pollito”, escribía Rafael Pérez Zegarra en su cuenta de Facebook confirmando el deceso.

Ethical Hacking fue contratada en 2019 junto a la empresa Neotec del también ingeniero boliviano, Marcel Guzmán de Rojas. Neotec estaba a cargo de todo el sistema informático y la transmisión de datos de esas elecciones; mientras que Ethical Hacking supervisaba a esta empresa y debía auditar todo el proceso.

Fue su director quien alertó sobre la intromisión de servidores ajenos al sistema electoral y lanzó dudas sobre la transparencia del proceso. Luego del escándalo de esos comicios declaró ante los fiscales que el código fuente (o el cerebro) del sistema electoral fue alterado muchas veces.

También declaró que hubo anulación y ‘convalidación’ de actas que favorecían al MASen desmedro de Comunidad Ciudadana. El experto detalló una suma de irregularidades que fueron alertadas a los vocales del TSE y al responsable de la empresa Neotec (encargada del TREP).

Ethical Hacking fue contratada el 26 de septiembre de 2019, a menos de un mes de los comicios. A pesar de ello, Andrade relató que desde el 10 de octubre detectaron que el software del TREP y el del cómputo electoral era el mismo y era vulnerable.

En julio de este año, luego de que la Fiscalía General del Estado diera a conocer el informe de un catedrático de la universidad de Salamanca, Andrade volvió a los medios y lanzó un mar de dudas sobre la idoneidad de ese trabajo y dijo que sus autores carecían de experiencia demostrable en temas forenses y electorales.

En Panamá

Andrade vivía en Panamá donde su empresa tiene su sede, además fue catedrático de la Universidad Latina en la ciudad de Panamá. Las personas que lo conocían informaron a través de sus cuentas que el motivo de su fallecimiento fue el Covid-19.

Instituciones como la Red Iberoamericana de Derecho Informático exteriorizaron su pesar por la pérdida del director de Ethical Hacking; al igual que medio centenar de técnicos informáticos que resaltaron la capacidad en pericia informática que tenía Andrade.

//El Deber

Comparte esta noticia en: