Fiscalía pedirá detención domiciliaria para el sargento que disparó el arma y acabó con la vida del capitán Arias

La Fiscalía pedirá detención domiciliaria para el sargento de la Policía que disparó presuntamente por accidente el arma de fuego que acabó con la vida del capitán de la Policía Diego Armando Arias Terán, en Cochabamba.

El autor se encuentra en celdas policiales y su audiencia de medidas cautelares se desarrollará a las 14:00 en Sacaba.

En tanto, el oficial, fallecido el viernes durante una práctica de tiro, es velado en Cliza y se prevé que su entierro sea hoy pasado el mediodía.

El comandante de la Policía de Cochabamba, Jhonny Corrales, señaló ayer que se están cumpliendo todos los procedimientos en la investigación a fin de esclarecer los hechos.

Fiscalía pedirá detención domiciliaria para el sargento que disparó el arma y acabó con la vida del capitán Arias. Foto: Noé Portugal
Fiscalía pedirá detención domiciliaria para el sargento que disparó el arma y acabó con la vida del capitán Arias. Foto: Noé Portugal

El jefe policial explicó que Arias, quien representó al país en 2018 en el Segundo Campeonato de Tiro con Pistola del Servicio de Policía de Usip World (The Second Usip World Police Service Pistol Shooting Championship, por sus siglas en inglés) realizado en China, estaba dando clases de procedimientos especiales de tiro policial cuando uno de los alumnos accionó la pistola y causó su muerte, casi al instante, debido a que el “impacto del proyectil calibre 9 ml ingresó en la región mastoidal izquierdo, con orificio de salida por pómulo derecho”.

Los investigadores realizaron ayer entrevistas a los alumnos que presenciaron el hecho y al policía que disparó el arma de fuego. Corrales manifestó que el entrenamiento policial es “intensivo” y se realiza, dependiendo de las características, con o sin munición. Sin embargo, manifestó que la práctica del viernes debía ser “en seco”, es decir, sin munición. “Por eso, estamos extrañados de que el sargento haya percutado el arma causando la muerte del oficial (…). Vamos a investigar hasta el último detalle de cómo ha sucedido este caso”.

Para la defensa del aprehendido, se trata de un “hecho fortuito, accidental, no premeditado y no planificado”, y advirtió que hubo errores de protocolo.

//Opinión

Comparte esta noticia en: