ONU Bolivia respalda una evaluación siquiátrica de Jeanine Áñez «con profesionales independientes y reconocidos»

Así se encuentra la expresidenta, con vendas en el antebrazo y muñeca izquierdos

Las noticias sobre el estado de salud de la expresidenta Jeanine Áñez son limitadas. Por un lado, desde el Régimen Penitenciario se asegura que la exmandataria se encuentra estable y con la debida atención. Por otro, la familia cuestiona este parecer y manifiesta la «depresión severa» que padece y que le provoca cambiantes estados de ánimo.

Esta jornada, representantes de Naciones Unidas Bolivia ingresaron al penal de Miraflores para entrevistarse con Áñez. Fueron los abogados de la expresidenta quienes explicaron el alcance de la visita y el compromiso del Alto Comisionado para realizar un informe sobre la situación de Áñez.

Minutos más tarde, se dio a conocer un comunicado sobre la visita y los compromisos asumidos por los representantes del organismo internacional. «Añez refirió sentirse físicamente debilitada y profundamente afectada emocionalmente«, dice parte del  documento.

También se lee en el informe que «los estándares internacionales resaltan que la salud mental de las personas privadas de libertad debe de ser atendida de manera específica y aplicando la perspectiva de género. La intención manifestada por las autoridades de realizar una evaluación siquiátrica es un buen paso, toda vez que se realice con consentimiento previo y por profesionales independientes y reconocidos por las partes»

De acuerdo a lo expresado por los abogados a la salida del penal, la visita de los representantes de Naciones Unidas centró sus preguntas en el estado de ánimo y el factor emocional en que se encuentra la exmandataria. Ya son más de cinco meses en detención preventiva a pesar de las numerosas cautelares solicitadas por su defensa.

Carolina Ribera salió del penal instantes después de sus abogados. En un video compartido en redes sociales, la hija de la exmandataria reclama el acceso al historial médico completo de su madre. «Se comprometieron a darnos el historial, qué medicamentos, qué evaluaciones le han hecho, qué exámenes complementarios le han hecho», insistió.

Con la voz entrecortada, Ribera apela al sentido humano de las autoridades para atender debidamente a su madre. «Yo la quiero viva», fue su pedido final.

Junto a Carolina se encontraban diputadas de Comunidad Ciudadana que acompañan la vigilia en las puertas del penal. Tanto Luisa Nayar como María José Salazar, ambas diputadas cruceñas, no pudieron ingresar al penal por las restricciones impuestas. 

Desde la dirección de Miraflores exigen que las legisladoras envíen una carta a Luz María Alaja, directora del penal, para que se considere el permiso de ingreso y la visita a Áñez.

//El Deber

Comparte esta noticia en: