Caporalazo: Danzarines toman el centro paceño y las bandas de música retumban la ciudad

Un golpe al bombo de una banda de música inició este domingo el Caporalazo en plaza Mayor de San Francisco. La “Poderosa Banda Proyección San Andrés” empezó con la interpretación de la canción: “Mi vida eres tú” y todos los caporales que en ese momento conversaban o ultimaban detalles empezaron a bailar como si se hubieran puesto de acuerdo, corearon alegres y empezaron a recorrer el centro paceño, liderados por los fundadores de la danza y autoridades municipales.

“Nos encanta participar de este Caporalazo porque la mayoría de nosotros somos gente querendona de nuestras danzas, disfrutamos la cultura porque la vivimos, la gozamos. Somos una ciudad privilegiada, tenemos variedad de danzas y ritmo”, dijo Rubén Gonzales, que acompañó a su hija Sandra que participa bailando en la comparsa Danza Bolivia, una de las encargadas que dio inicio a la mini entrada.

Los hermanos Estrada, Escalier, Zamorano, creadores y que irradiaron la danza desde el siglo pasado, estuvieron presentes en el Caporalazo, junto al alcalde Iván Arias, que lideró la mini entrada, desde el atrio de la Basílica de San Francisco, pasando por la Av. Mariscal Santa Cruz, en el carril de bajada, hasta plaza del Estudiante, donde terminó el desfile folclórico. El Caporalazo fue organizado por la Alcaldía de La Paz.

Los fundadores lucían orgullosos e imponentes los trajes antiguos de la danza, que consistía en un látigo, la camisa holgada negra con encajes plateados, que resaltaban en el pecho y ambos brazos, la faja negra, que en algunos, tenían una cinta con los colores de la bandera boliviana, el pantalón negro corte militar y las botas con seis cascabeles medianos alrededor del pie para guiar, y en la mano izquierda los sombreros con alas anchas en los que llevan como sello sus respectivos apellidos con letras plateadas, todos con sus máscaras transparentes de bioseguridad.

Uno de los hermanos que creó la danza en la década de los años 70, Carlos Estrada, participó este domingo de la mini entrada de reivindicación. “Vicente Estrada es nuestro hermano mayor, es el papá de los caporales en esta época porque nuestro papá falleció, don Víctor Estrada Mariaca y doña Elena Pacheco. ¿De qué nos sentimos orgullosos? De haber creado esta danza, nosotros no pensábamos que esto iba a ir al mundo entero”, dijo Estrada a tiempo de añadir que la misma nació en el barrio de Chijini.

Estrada afirmó su fe en el Señor Jesús del Gran Poder: “No me voy a olvidar de todos los que participan de esta danza porque fue creada en la zona Gran Poder, zona Chijini como gran devoción al Tatita Señor Jesús del Gran Poder”.

“Somos absolutos creadores del Caporal junto a los hermanos Escalier, Zamorano, el Juanjo y  muchos que ahora estamos como dinosaurios del caporal”, dijo uno de los danzarines. “Yo bailo más de 48 años, mis sobrinos también van a entrar, son más jóvenes (…) para ser un caporal hay que tener ganas y tener la danza, aquí adentro en el alma y gritar y decir, lo mejor de esta danza del Caporal es que es boliviano 100%”.

El Caporalazo congregó a unas 25 agrupaciones y a más de 500 danzarines de fraternidades, facultades de la Universidad Mayor de San Andrés y ballets de La Paz, además de otras agrupaciones folclóricas de la urbe paceña.

Ya en el recorrido la gente formó un corredor en la Av. Mariscal Santa Cruz, para observar las corografías preparadas por los danzarines y se extendió hasta plaza del Estudiante. “¡Bravo! ¡Fuerza! ¡Eso!”, gritaban señoras y las jóvenes que acompañaban a sus familiares, aplaudían emocionadas, algunas con los ojos llorosos como la señora Elisa quien contó que su hija baila caporales desde niña en diferentes comparsas. “Ella baila todos los años caporales, así que me gusta mucho, tanto tiempo hemos estados encerrados, me emociona ver tanta juventud alegre, mire a mi hija como se alegra, yo la vestía de caporal, le acompañaba a la peluquería. Me alegro de verla sí”, dijo.

En el recorrido también se observó a una niña de tres años que bailaba e intentaba imitar los pasos de los danzarines, se movían al ritmo de la banda, mientras su madre la alentaba a seguir: “¡Eso Liliana, baile, patee, patee!”, le aplaudía. “Hay que apoyar lo que es nuestro, la cultura boliviana, al año todos los paceños tenemos que bailar el caporal y que se vacunen todos, vamos a cuidarnos”, dijo la mamá de Liliana.

La niñez participó del Caporalazo como Mishel Marca de 12 años a quien le gusta la vestimenta de la chola caporal. “Bailo porque me gusta la danza, me gusta bailar y me gusta la cultura”, dijo y contó que ensayó dos semanas con sus amiguitos para su “gran” presentación en el evento.

Al finalizar la mini entrada, Franco Saire de 12 años dijo que le gustó mucho el baile, que mejorará sus pasos para la próxima presentación. “Casi me atraso por mi papá. Corriendo he venido, después de vestirme, ya iba a ser hora, me he preparado bien, con alcohol (sanitizador) más he venido, pucha y mis cascabeles pues, mi papá mal me lo ha atado, pero más bien he alcanzado”, contó Saire, del Ballet Danza Bolivia.

//Brújula Digital

Comparte esta noticia en: