Comienza la purga en la Policía, exjefe de la UTOP también es echado por motín y quema de la Whiphala

Pretende evitar hechos como los de 2019. Foto de archivo.

A menos de 24 horas de haber dispuesto la baja definitiva sin derecho a reincorporación del general Yuri Calderón, el Tribunal Disciplinario de la Policía hizo lo mismo con el teniente coronel Nelson Flores Claros, quien era jefe de la UTOP Cochabamba en 2019.

Flores Claros es uno de los 26 policías denunciados por el viceministro de Pelagio Condori, por arrancar y quemar la Whipala de sus uniformes e impulsar el motín de 2019.

“Régimen Disciplinario de la Policía Boliviana dicta resolución sancionatoria en contra del Tcnl. Nelson Flores Claros por haber cometido la falta gravísima prevista en el artículo 13 numeral 15, y el artículo 14 numeral 3 y numeral 10 de la Ley 101, imponiéndole en consecuencia la máxima sanción prevista en el artículo 14 de la Ley 101, es decir: Baja Definitiva de la Institución sin derecho a reincorporación”, dice parte de la resolución que dio a conocer hoy el Viceministerio de Descolonización.

Los numerales citados en la resolución se refieren al  fomento, la organización o formar parte de logias u organizaciones, que «atenten contra los intereses de la institución, la sociedad o el Estado,  “incurrir en actos públicos, deshonrando los símbolos nacionales, la institución o el uniforme policial” e “instigar o liderar motines, huelgas, suspensión o interrupción del servicio, como actos de protestas o medidas de presión”.

El Viceministerio de Descolonización acusó a Flores de ser cabecilla del motín policial, durante la crisis social y política de noviembre de 2019 con base en videos de la época, en particular un video en el que el  entonces Comandante de la UTOP agradece el apoyo de la población por no haberlos abandonado.

“Nosotros como institución hemos cumplido con nuestra sociedad, hemos logrado sacar a un gobierno que, por 13 años, ha cometido muchas cosas, nosotros hoy hemos cumplido con la población”.

El jueves, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, publicó en Twitter  “el ex comandante general de la Policía, Yuri Calderón, fue dado de baja definitiva de la institución del orden”, supuestamente por haber participado del golpe contra Evo Morales en 2019.

La exdirigente de las esposas de los policías Guadalupe Cárdenas criticó al actual comandante de la Policía Nacional Jhonny Aguilera por permitir el “manoseo de la institución”.

“Estamos en emergencia toda la familia policial. Lamento que el Comandante General de la Policía boliviana no esté apoyando a los policías que ha luchado a favor de su pueblo, que han    logrado evitar más masacres”.

Emergencia

“Lamento, que el comandante deje que se manosee la institución. Él es solo un adorno dentro de su oficina y el que manda es el ministro de Gobierno”, dijo en referencia a la ley de ascensos que coloca al ministro de Gobierno a la cabeza del Alto Mando Policial.

La exdirigente dijo que en este momento “existe malestar dentro de la Policía”, ya que se conoce que la próxima semana se emitirán nuevas resoluciones.

“Ayer se dio de baja al Yuri Calderón y hoy a Nelson Flores, es totalmente inconstitucional lo que se está haciendo. Ellos no han matado a nadie, no han agredido a nadie y hoy son sancionados por haberse manifestado cuando el pueblo salió a las calles. Si la Policía no se replegaba, cuántos muertos hubiera habido.

Según cárdenas, la maquinaria que ha puesto en marcha el Gobierno tiene el objetivo de hacer desaparecer al verde olivo en consonancia con el supuesto resentimiento que guarda Morales contra esta institución.

“La próxima semana va a haber novedades no vamos a permitir más abusos de poder, quiero pensar que estamos viviendo en una democracia, pero el viceministro de Régimen Interior (Nelson Cox) está persiguiendo a la Policía. Yo quiero decirle que todo poder es momentáneo”, añadió.

//Pagina Siete

Comparte esta noticia en: